Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Apple TV, Netflix, HBO: así se rearman para la gran guerra televisiva

El sector audiovisual está viviendo estas semanas cambios muy importantes de cara al futuro más próximo.

American Horror Story, Juego de tronos, Stranger Things y The man in the high castle.
American Horror Story, Juego de tronos, Stranger Things y The man in the high castle.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
25.03.2019 | 08:08

Apple ha convocado a la prensa este lunes en sus oficinas centrales con una invitación en la que podía leerse “que empiece el show”. De ahí que el rumor principal es que la empresa tiene listo su propio servicio de vídeo bajo demanda.

No obstante, hay dudas sobre qué será realmente será este servicio. Y es que, aunque por una parte se sabe que está produciendo contenido original, lo que podría dar pie a un servicio similar a los de Netflix, HBO o Amazon; por otra se habla de que lo que busca Apple es aglutinar distintas plataformas, a las que sumaría su contenido.

Apple estaría buscando aglutinar distintas plataformas, aunque no Netflix

El objetivo de Apple sería aglutinar varias plataformas, que éstas tengan un precio inferior a las suscripciones de forma independiente y que la compañía de Cupertino se quede con un determinado porcentaje de esta suscripciones.

No será hasta esta tarde cuando conozcamos realmente todos los detalles de esta nueva propuesta. Sin embargo, sea como fuere, este movimiento de Apple no viene sino a revelar cómo las distintas compañías están ‘afilando’ sus armas de cara a la guerra por el consumo audiovisual.

De hecho, la pasada semana Disney cerraba la compra de 21st Century Fox, la división de entretenimiento de Fox, por 71.300 millones de dólares tras haber recibido en las últimas semanas luz verde de los reguladores de varios países.

De la operación nace un gigante del entretenimiento de un tamaño nunca visto hasta la fecha, que englobará bajo su paraguas, entre otros contenidos, a Star Wars, Marvel, Pixar, The Simpsons y Avatar.

La adquisición y los contenidos que implica -en televisión también contará con Modern Family, Padre de Familia, Family Guy, This is Us, American Horror Story o Expediente X- allana el camino para el lanzamiento previsto este 2019 del servicio de suscripción de Disney, Disney+, con el que pretende competir con Netflix, el líder del sector.

El punto de inflexión de Netflix

Por su parte, la compañía de Red Hastings ha estado cancelando durante las últimas semanas todas aquellas series que sean de propiedad externa. Así se ha quedado sin ficciones Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage o The Punisher, que probablemente resucitarán en Disney+, u otras como Orange is the new black o American Vandal.

Desde Netflix se ha preferido limitar este tipo de producciones y fomentar la de proyectos de la compañía para así controlar todo el proceso de producción pero, sobre todo, ahorrar en los costes de cara a esta gran guerra.

Asimismo, también ha decidido invertir en la creación de una sede de producción en Madrid para la oferta de contenido original en castellano de los próximos años, incluyendo títulos ya existentes y otros nuevos producidos por Netflix, así como series y películas producidas por asociados.

Pero, además, la compañía está fichando talento en exclusiva y de ahí sus acuerdos con grandes de la ficción como Shonda Rhimes (Scandal, Anatomía de Grey), Ryan Murphy (Glee, American Horror Story), Álex Pina (La casa de papel, El Embarcadero) o los creadores de Dark, Jantje Friese y Baran bo Odar.

HBO y Amazon

Por su parte, Warner Media ha decidido lanzar su propia plataforma de streaming en el cuarto trimestre de 2019 y en la que se incluirá los servicios de HBO. También contará con los activos del grupo Warner (DC Comics) y Turner, que posee marcas como CNN, Cartoon Network y TNT, entre otras.

“Una nueva opción de entretenimiento con la colección de películas, series de televisión, bibliotecas, documentales y animación de WarnerMedia amada por los consumidores de todo el mundo. Esperamos crear un producto tan atractivo que ayudará a los distribuidores a aumentar la penetración de los consumidores de sus paquetes actuales y nos ayudará a llegar a más clientes con éxito”, explicaba hace unos meses su consejero delegado, John Stankey.

Mientras, Amazon anunciaba a mediados de febrero más de 20 nuevas series y nuevas temporadas de series Prime Original que se producirán en Reino Unido, Alemania, Italia, España, India, Japón y México.

Las nuevas series incluirán guionistas y productores como María Dueñas y Atresmedia Studios (España), Luis Arranz, Adolfo Martínez y Zebra Producciones (España), Jane Featherstone, Naomi de Pear y Naomi Alderman (Reino Unido), Annette Hess, Oliver Berben y Constantin Film (Alemania), Nicola Guaglianone, Menotti y Wildside (Italia), Amritpal Singh Bindra y Still and Still Media Collective (India), Amit Kumar y Asif Kapadia (India), Sudip Sharma y Clean Slate Films (India), Ali Abbas Zafar (India), Sapan Verma y OML (India), VICE MEDIA JAPAN (Japón), Dynamo, Corazon Films y 3Pas (México).

Los Studios

Esta semana también conocíamos otro movimiento de cara a esta nueva audiovisual. El Grupo Mediapro anunciaba el lanzamiento de Mediapro Studio, cuyo objetivo será crear, producir y distribuir 34 series en español e inglés "con alcance global" este 2019.

Es decir, Mediapro quiere aprovechar esta ‘guerra’ entre plataformas para intentar convertirse en "un protagonista activo en el escenario internacional al impulsar producciones diseñadas para el mercado global".

De hecho, Mediapro Studio comparte producciones con HBO, Netflix, Amazon, FOX, Turner, Disney, Yle, Sony, Vice, DirecTV, Hulu, TF1, Televisa, Univisión, Movistar, TVE, AtresMedia, Mediaset España y Globo Internacional.

En esta misma línea se está moviendo Atresmedia. El grupo liderado por Silvio González creó hace ahora un año Atresmedia Studios con el objetivo de crear y diseñar contenido de ficción y entretenimiento exclusivo para los nuevos operadores del mercado y las nuevas plataformas de distribución y exhibición, tanto a nivel nacional como internacional.

En su primer año de vida, la compañía ha cerrado acuerdos con Movistar para la producción de El Embarcadero, con Amazon para la producción de Pequeñas coincidencias y La Templanza. También prepara la serie El valle, aún sin plataforma.

Asimismo, siguiendo los pasos de Netflix, hace unas semanas también cerraba un acuerdo de exclusividad con Los Javis.

Por su parte, Mediaset España creaba hace sólo unos meses Mediterráneo, una sociedad que agrupo a sus productoras de confianza para reforzar su acceso a la compra y desarrollo de formatos internacionales a través de acuerdos de creatividad con otras productoras independientes, así como interactuar y compartir know how en desarrollo y proyectos 360º con otras compañías digitales, optimizando costes operativos, estructuras corporativas y recursos humanos.

Además, en una segunda fase, Mediterráneo contempla la potenciación conjunta del área de distribucción y venta internacional de los formatos y las producciones de este conglomerado audiovisual, optimizando el auge internacional de la ficción nacional y explotando las necesidades de contenido generadas por las nuevas plataformas de distribucción. De momento, al contrario que Atresmedia Studios, Mediterráneo no ha vendido ninguna producción a un tercero.