Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Antena 3 y Telecinco se enfrentan a sus peores arranques históricos de temporada

Las dos cadenas firman sus peores septiembres, dejando claro que el consumo está cambiando.

Los coaches de 'La Voz'.
Los coaches de 'La Voz'.
Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
27.09.2017 | 08:07

Septiembre está a punto de cerrar. El primer mes de la temporada es de gran importancia para todas las cadenas, ya que supone el lanzamiento de gran parte de sus proyectos más importantes. Aunque todavía quedan algunos días por delante que pueden hacer variar el resultado algunas décimas, Telecinco y Antena 3 están lejos de los resultados de años anteriores y se enfrentan a su peor septiembre histórico.

La de Mediaset España se mantiene en la primera posición. Sin embargo, su resultado de audiencia está muy lejos de los alcanzado en septiembre de 2016, cayendo a datos más adecuados para el verano. Telecinco mantiene un 12,5% de cuota de pantalla, la misma media que en agosto. Una notable bajada respecto al 14,1% de cuota de pantalla con el que cerró septiembre el pasado año. 

Pero no es la única cadena que baja. Antena 3 también ha tenido un arranque de temporada bastante malo. La de Atresmedia mantiene en este primer mes de la temporada un 11,6% de cuota de pantalla. Supone un dato muy parecido a lo que la cadena ha estado marcando este verano. Sin embargo, es un resultado mucho peor que el conseguido el año pasado, con un 12,3%.

¿Qué está pasando para que las dos cadenas principales de televisión hayan perdido, entre las dos, hasta 2,2 puntos de cuota de pantalla? Lo cierto es que los estrenos de la temporada no han ido tan bien como pudieron ir el año pasado. Y es que ninguno de ellos ha logrado superar los 3 millones de espectadores, una cifra fácil para un nuevo programa en años anteriores. 

'Gran Hermano', el gran tropezón

Telecinco ha estrenado este mes las nuevas temporadas de La Voz, Gran Hermano y Mi casa es la tuya. Además, en la noche de los lunes emite su nueva comedia, Ella es tu padre. Aunque sólo Gran Hermano ha alcanzado datos muy preocupantes, el resto de formatos tampoco ha conseguido el resultado de sus anteriores temporadas. 

Mientras que el año pasado La Voz se estrenó con un 28,7% de cuota de pantalla, el programa llegó el pasado viernes a Telecinco con un 21% de cuota. Gran Hermano Revolution se estrenó con un 16,2% de cuota de pantalla y 1,8 millones de espectadores, un dato muy inferior al 23,9% conseguido el año pasado. 

Se esperaba más de 'Tiempos de guerra'

En Antena 3 tampoco están de enhorabuena con algunos de sus proyectos. La cadena ha estrenado esta temporada Me cambio de década, Eso que te ahorras, las series Tiempos de guerra y El incidente e Hipnotízame en la noche de los viernes. Algunos pincharon desde el principio, lo que ha hecho tropezar a la cadena en este primer mes de la temporada.

Me cambio de década se estrenó con un correcto 14% de cuota de pantalla. Sin embargo, en este último lunes el programa presentado por Arturo Valls ya ha bajado hasta un 8,7%. El programa Eso que te ahorras se estrenó en la noche de los jueves con un 9,3% de cuota de pantalla y ya nada se ha vuelto a saber del formato presentado por Pedro García Aguado. 

A Antena 3 siempre se le han dado muy bien sus estrenos de ficción. Mucho más se esperaba de Tiempos de guerra. La ficción protagonizada por Amaia Salamanca y Alicia Borrachero probó suerte ante la audiencia el pasado 20 de septiembre y consiguió un 17,5% de cuota de pantalla con 2,7 millones de espectadores. Es un dato bastante parecido al alcanzado por la segunda temporada de Mar de plástico el año pasado, que se estrenó con un 17,8% de cuota de pantalla. 

Con estos estrenos, ni Telecinco ni Antena 3 han logrado recomponerse tras el verano, como sí ocurría el resto de años. La de Mediaset no había caído por debajo del 14% en los septiembres de estos tres últimos años. La de Atresmedia superó el 13% en tres de los últimos cuatro años.

Pero es que septiembre de 2017 parece haber marcado el inicio de un nuevo tipo de consumo, con más protagonismo por parte de la TDT y de la televisión de pago, que cada vez le comen más terreno a las cadenas generalistas.