Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Antena 3 y su rendición al sueño americano durante el verano

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
20.07.2015 | 06:00

Este lunes (22:30 horas), Antena 3 estrena en exclusiva la primera temporada de The Flash. La serie americana es, una vez más, el símbolo de la programación veraniega de Antena 3, que ha preferido rendirse durante los meses estivales a la ficción americana y así dejar descansar su parrilla más local. Una técnica que lleva repitiendo durante los últimos cuatro años.

Este plan comenzó en 2012, con el estreno de las primeras temporadas de Juego de tronos y Érase una vez. Las series americanas de Antena 3 tienen un verdadero problema de estabilidad. Y es que suponen grandes estrenos para la cadena, a un coste muy bajo, pero van perdiendo eficacia con el paso de las semanas.

Una vez emitida la primera temporada, la cadena intenta ser fiel a los espectadores continuando con la emisión de la serie. Sin embargo, la caída constante de espectadores hace imposible que una serie se mantenga en antena más allá de tres temporadas. 

Inicios muy prometedores

Juego de tronos se estrenó en Antena 3 promediando un 19% de cuota de pantalla y 2,6 millones de espectadores en su primer capítulo. Una semana más tarde ya había perdido el 33% de su audiencia. La segunda temporada, en verano de 2013, se emitió en laSexta. La tercera temporada llegó en 2014 directamente a Neox. La cuarta y la quinta temporada ni se han anunciado en el grupo.

Érase una vez también tuvo un inicio prometedor. La serie se estrenó con un 18,8% de cuota de pantalla y 3,4 millones de espectadores. Su primera temporada se despidió con un 11,3% de cuota de pantalla y 2 millones de espectadores. A pesar de esta caída de espectadores, Antena 3 le quiso dar a los espectadores la oportunidad de seguir las aventuras de Emma Swan emitiendo la segunda temporada en prime time. Tras promediar un 9% de cuota en su estreno, la serie quedó relegada al late night. Nada se sabe de su tercera y su cuarta temporada.

Este esquema se ha ido siguiendo en los diferentes estrenos que Antena 3 ha querido estabilizar en su parrilla veraniega pero que ha tenido que ir reemplazando año tras año. En 2013 se estrenaban series como La cúpula, Arrow y Vikingos. La serie escrita por Stephen King consiguió una gran media de un 19,2% de cuota de pantalla y 3,4 millones de espectadores en su primera temporada. 

Un año más tarde, la serie ya no pudo sacar tanto pecho de sus datos. Aunque su segunda temporada se estrenó con un 16,6%, los datos cayeron hasta un 10,8% en semanas posteriores y Antena 3 no tuvo más remedio que pasarla al late night. El mismo camino que siguieron Arrow o Vikingos, que promedió un 15,2% de cuota en su primera temporada y terminó en el late night en su segundo año.

Series de una temporada, su única esperanza

2014 fue el año de Rehenes. En esta ocasión, Antena 3 tenía la oportunidad de emitir una serie de principio a fin ya que la serie sólo tiene una temporada al ser cancelada al otro lado del Atlántico. La serie logró un gran estreno con un 16,7% de cuota de pantalla y 2,2 millones de espectadores el pasado verano. También se estrenó Transporter, con un buen 14,7% de media en su primera temporada. Esta última sí ha tenido la oportunidad de volver a intentarlo este verano. La serie ha mantenido un 8,8% de media en la noche de los viernes, pero la cadena decidió pasarla a la noche de los jueves y emitir capítulos hasta la madrugada.

Antena 3 lo ha intentado siempre hasta el final con sus ficciones para no dejar a los espectadores con una trama entre manos inacabada. Sin embargo, las audiencias no le han dejado a la cadena más posibilidades que retirar las series una vez finalizada su segunda temporada. 

Este verano es el turno de The Flash, su gran producción veraniega y que pretende seguir la estela de Arrow. La serie ya ha sido renovada por una segunda temporada en EEUU, por lo que Antena 3 se volverá a enfrentar al mismo dilema el año que viene si la serie funciona este año. Lo mismo ocurre con Forever, la serie que estrenó el pasado miércoles en prime time y que consiguió un 17,6% de cuota media en su triple capítulo. Veranos de éxito con series americanas en Antena 3 pero que tienen un serio problema de estabilidad.