Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Basta de hacer demagogia con el precio de los programas de TVE

Juan M. Fdez
@juanmafdez
10.05.2015 | 06:00

No seré yo sospechoso de defender la gestión que está haciendo José Antonio Sánchez -a.k.a 'El enterrador de Telemadrid'- al frente de RTVE. Pero hay ataques a la televisión pública que no tienen ni pies de cabeza.

Dejando a un lado lo insultante que resulta la falta de transparencia que existe en TVE, no deja de ser curioso cómo desde hace algún tiempo se están filtrando el precio de determinados programas del ente público.

Filtraciones que tienen un claro objetivo: servir de carne de cañón para aquellas personas que odian la televisión pública y así rematar la ya de por sí mil veces maltratada TVE.

Asisto con asombro a ciertas críticas o informaciones con un claro interés de suscitar polémica sobre el precio de nuevos programas . "TVE se pulirá casi 2,5 millones en el retorno de Los Morancos, a razón de 38.000 euros por entrega", se podía leer hace unos días.

¡Nada más lejos de la realidad! Sencillamente porque el programa está sujeto a una cláusula por la que, si el concurso no supera un 10 % de share en cuatro días consecutivos, la cadena puede retirarlo de la parrilla. Es decir, que TVE no se va a pulir esos 2,5 millones a no ser que supere esos datos. Y teniendo en cuenta que la tarde de La 1 está hundida, no parece que sea el caso. Sólo hay que ver lo que duró en pantalla El Legado.

Pero, además, ¿cuánto se piensan algunos que cuesta hacer un programa diario de televisión? ¿cuánto se piensan que cuesta un ¡Ahora caigo!, un Pasapalabra o La Ruleta de la Fortuna? Mucho más que esos 38.000 euros.

Por no hablar de que esos 38.000 euros por entrega no van a parar al bolsillo de los humoristas andaluces como muchos se piensan. Hay que pagar el sueldo a realizadores, directores, guionistas, regidores, ambientadores, iluminadores, maquilladores, desplazamientos de concursantes, etc... ¿También nos parece mal que estos profesionales quieran cobrar?

Lo mismo ocurría hace unos meses cuando se publicó el coste de series como Cuéntame, Águila Roja o MasterChef. "¿3.700 euros al minuto por un programa de entretenimiento pagado con mis impuestos?", se preguntaban en redes.

¿Y por qué no hablamos mejor de los 21.600 euros que paga TVE por cada minuto de la Selección Española? ¿O de los 1,95 millones de euros que nos cuesta cada partido? Eso, evidentemente, no interesa. Pero eso sí que es para echarse las manos a la cabeza.

Hacer televisión cuesta dinero. Y más si queremos que se cumpla con unos cánones de calidad. Nadie ha visto Jugamos en casa para poder criticar si está bien empleado o no el dinero. Entonces, ya hablaremos. Hasta ese momento: ¡Basta ya de demagogia!