Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Adiós a '45 revoluciones', la serie con peores datos de la historia de Antena 3

Su productor ejecutivo incluso ha llegado a bromear con que haga un cero técnico en su final.

Final de '45 revoluciones'.
Final de '45 revoluciones'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
30.05.2019 | 08:28

Después de haber conseguido aguantarla en su prime time durante nueve semanas a pesar de sus nefastos datos de audiencia, Antena 3 decidía la pasada semana acelerar el final de 45 revoluciones programando dos capítulos, lo que le llevará este jueves a despedirla dos semanas antes de lo previsto.

Lo hará habiéndose convertido en la serie con peores registros históricos de Antena 3 con un 4,5% de cuota de pantalla y 681.00 espectadores y habiendo marcado su mínimo histórico el pasado jueves con un 2% y 187.000 espectadores.

Unos datos que incluso llevaron a su productor ejecutivo, Ramón Campos, a bromear con el dato de su final. "Apuesto a que hagamos un 0% la semana que viene para que nadie nos gane en eso", dijo hace unos días en el showcase de RTVE.

No obstante, el gallego espera que “esta serie va a ir a Netflix y espero que ahí tenga una segunda vida”. Algo que paradójicamente haya podido perjudicar a su emisión en Antena 3. "Hay gente que dice de mis series: 'No la veo en Antena 3 porque ya la veré en Netflix'”, añadía.

Varios factores

Pero, ¿ha sido realmente éste el problema? Como ya analizamos hace unas semanas, entre las razones del fracaso de esta ficción se encuentran, por supuesto, la actual crisis de la ficción en abierto, el hecho de contar con caras poco conocidas, o sus primeras confusas promos que no daban una idea clara de lo que iba la serie.

También por supuesto, por el público al que iba dirigida. Por su temática, 45 revoluciones parecía dirigida a un público adulto nostálgico de los años 60. Pero, por su narrativa y sus actores, parecía ir destinada a un público más joven.

Sea como fuere, ahora es tiempo de ejercer la autocrítica. En el caso de Antena 3, es inevitable tener patinazos si se apuesta por arriesgar. Sin embargo, sin ese riesgo, nuestra ficción no hubiera tenido series como Vis a vis, Fariña o La casa de papel.

En el caso de Bambú Producciones, como ya comentábamos a principio de semana, la autocrítica quizá esté en que en los últimos tiempos están produciendo demasiado y pueden que hayan perdido ese punto de factoría artesanal que les venía precediendo.