Cabeceras especiales

Cabecera

VÍDEOS

Los 10 mejores momentos de los 50 años de Super Bowl

Janet Jackson y Justin Timberlake durante la Super Bowl de 2004
Jose Álvarez
@josealvarezc
07.02.2016 | 12:16

La Super Bowl celebra este domingo su edición número 50 y lo hará con uno de los shows más esperados para su intermedio. Coldplay serán los encargados de llevar las riendas de esta actuación en la que también actuarán otros dos pesos pesados como Beyoncé o Bruno Mars.

Pero, a lo largo de estos 50 años de finales del campeonato de fútbol americano han sido muchos los momentos que artistas de primer nivel han dejado para la posteridad. Desde cantar el himno a brillar en el escenario, estos han sido algunos de ellos.

1. El error de Christina Aguilera con el himno

Christina Aguilera ha sido invitada a la Super Bowl en más de una ocasión. En 2011, la cantante recibió el honor de cantar el himno de Estados Unidos al principio del encuentro con toda la solemnidad que ello conlleva. Pero el resultado no fue el esperado y se equivocó en la letra armando un gran revuelo.

Por suerte, no ha sido el único momento que ha dado Aguilera a la Super Bowl. En el año 2000, Phil Collins fue el encargado del intermedio pero tuvo como invitados a esta artista y a Enrique Iglesias, que se convirtió en el primer español en participar en este evento de audiencias millonarias.

2. U2 homenajea a las víctimas del 11S

La primera Super Bowl tras los atentados del 11S fue, como no podía ser de otra forma, especial. El intermedio tuvo un especial homenaje a las víctimas de estos atentados que estuvo liderado por U2 cantando su mítico tema Where the Streets Have No Name.

3. Los tiburones de Katy Perry

No hay que irse muy lejos para encontrarse uno de los momentos que ya se han convertido en icónicos. En 2015, Katy Perry fue la encargada del intermedio y apareció acompañada de dos tiburones que se convirtieron en los auténticos protagonistas de su actuación.

4. Diana Ross interpretó sus mejores temas

En la Super Bowl han estado los principales artistas de todas las generaciones, y a Diana Ross le tocó su turno en el año 1996. Ella fue la invitada especial en el intermedio de la edición número 30, en la que interpretó algunos de sus temas más recordados.

5. Los Rolling Stones en 2006

Los Rolling Stones siempre son un valor seguro, y la Super Bowl no quiso dejar pasar la oportunidad de tener a la banda de Mick Jagger. Fue en el año 2006 cuando interpretaron algunos de los temas que ya entonces les habían convertido en uno de los grupos más veteranos en activo.

6. Michael Jackson en 1993

En 1993, la Super Bowl tuvo el honor de recibir a Michael Jackson en su intermedio. El Rey del Pop estaba en su mejor momento y cantó algunos de sus temas más conocidos, como Billy Jean o Black and White.

7. Del rey del pop a la reina, Madonna, en 2012

Y si la Super Bowl invitó al rey del pop, no podía dejar de hacerlo años después con la reina: Madonna. LMFAO, Nicki Minaj, M.I.A. y CeeLo Green la acompañaron en una actuación en la que aparecieron títulos como Vogue, Music o Like a Prayer.

8. La primera vez de Beyoncé en 2013

Beyoncé estará presente en este 2016, pero en 2013 ella fue la gran protagonista. Entre las grandes sorpresas de la actuación estuvo el reencuentro entre las antiguas componentes de las Destiny's Child con la aparición de Kelly Rowland y Michelle Williams.

9. Aerosmith, NSYNC y Britney Spears, juntos en 2001

Probablemente en 2001 se produjo uno de los momentos más recordados de la historia del intermedio de la Super Bowl y de la música en general. El evento juntó en el escenario a Aerosmith, NSYNC y Britney Spears cantando el Walk this way de la banda de Steven Tyler.

10. El "pezongate" de Janet Jackson

Y si la anterior actuación se hizo muy conocida por lo espectacular de sus invitados, la siguiente aparición de Justin Timberlake no fue menos comentada aunque por razones muy distintas. El excomponente de NSYNC repitió tres años después junto a Janet Jackson armando lo que se denominó como "pezongate". Ambos cantaron juntos con un final inesperado: Timberlake testapó el pecho de Jackson, tan solo cubierto por una estrella.