Seriemanía

farina

Lo dijo en su día el maestro F. Ford Coppola: hay algunas series que superan a muchas películas, tanto en narración como en calidad, y el tiempo le ha dado la razón en muchas de las que se están haciendo hoy en día. Todo director de prestigio tiene ya su serie como David Fincher ("El curioso caso de Benjamín Button"), que es director de la famosísima serie "House of Cards", Martin Scorsese ha dirigido el capitulo piloto y es productor ejecutivo de la la serie "Broadwalk Empire"y "Vinyl". Scorsese comentó que las series son películas largas que son cortadas en capítulos.

Los hermanos Coen acaban de sacar la serie "La Balada de Buster Scruggs", un western de seis capítulos de 132 minutos de duración; esta serie funciona como un amplio muestrario de los estilos y tonalidades que han hecho a estos hermanos leyendas vivas del cine Americano. Diez años cumple la famosa serie ya clásica de Vince Gilligan "Breaking Bad". Otra clásica que nos enganchó fue "Los Soprano", que tuvo un éxito sin precedentes con ese genio James Gandolfini (1961-2013) que nos introdujo en la casposa y paranoica mafia de Nueva Jersey.

En el 70 Aniversario del festival de Cannes apostaba este certamen por el futuro de los cambios audiovisuales y poniendo en primer plano a plataformas como Netflix o Amazon.

En España estamos viviendo un momento dulce en cuanto a ficción televisiva.

"Los creadores españoles ya repiten el mantra, para triunfar globalmente hay que conservar una identidad nacional" constata Concepción Cascajosa.

Un servidor os aconseja cinco series españolas: Fariña, Presunto Culpable, La Verdad, Vivir sin Permiso y Estoy Vivo. Quiero terminar este artículo dedicándoselo a Antonio Mercero que hizo dos serie míticas: Verano Azul y Farmacia de Guardia.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain