Opinión

Los estafadores de la pseudociencia

La consejera de Salud, Marina Álvarez, durante la inauguración de la unidad de ictus del hospital de Huelva Juan Ramón Jiménez.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, durante la inauguración de la unidad de ictus del hospital de Huelva Juan Ramón Jiménez.

  1. Opinión
  2. Blog del suscriptor

“La ciencia hoy en día solo cronifica y sirve de poco…”. Palabras repetidas una y otra vez por un hombre que cura cáncer, malaria, ébola, y hasta autismo. Él, Josep Pamies, tiene la cura a los grandes males del mundo, como si de un exorcismo se tratara, algo sobrenatural y ruin que puede sacar se ti con un poco de agua bendita y un crucifijo, orquestado, según el, por una conspiración a gran escala de las empresas farmacéuticas, los médicos, hospitales y llega a la Organización Mundial de la Salud, eso es lo que es, un curandero. 

No es tan incierto aquello de agua bendita y un crucifijo porque hace el mismo efecto contra un cáncer que “tratarlo” con una dieta o la famosa teoría de “si tienes un cáncer es porque estas deprimido”, es decir, te dejan morir. Ya conocemos al famoso curandero Enric Corbera que factura millones de euros dando esas conferencias donde asegura que cura el cáncer sin tratarlo… Imaginen lo desesperada que debe estar la gente enferma para poder llegar a creer que un hombre sin estudios científicos o alguien que no pertenece al mundo médico pero tiene un título asegura curar una enfermedad tan grave como el cáncer sólo con terapias con él, sin quimioterapia que tanto aseguran que es inútil.

Recordemos que actualmente, el único tratamiento que puede erradicar un cáncer, es la quimioterapia, esa es la lucha, no sólo con ella, también radioterapia, muchas revisiones y pruebas, muchos ingresos en el Hospital y muchas veces no conseguimos ganar la batalla, pero hay una oportunidad, del otro modo sólo hay un desembolso de dinero, una esperanza ficticia y una muerte muy cruel.

Sabemos también que las creencias juegan un papel fundamental en estas estafas que cada vez son más comunes recurrir a ellas, por desgracia, pero las creencias no son ciencia, no podemos recurrir a un hombre que afirma que el autismo se cura, no es curable, es mejorable y aún así recomienda para niños de once años el conocido MMS, clorito de sodio, lejía… Con una dieta estricta y el niño se curaría, pero la realidad es que no se curó porque lo que padece es incurable, además empeoró y tuvo graves problemas de estómago y no solo eso, su madre desesperada en esa situación, solo queriendo que su hijo tuviera una vida feliz, se gastó 3000 euros en algo que está prohibido por la Agencia Española de Medicamento.

El clorito de sodio es un bulo desmontado en Salud Sin Bulos, donde servidora forma parte de este constructivo Observatorio, dando realidad a las mentiras que circulan por Internet o que propagan Josep Pamies y tantos otros… Ellos mismos se tratan en Hospitales, porque saben que lo que recomiendan a gente enferma no es efectivo, no quieren sus propios métodos para ellos mismos, la hija de Josep es médico, no curandera ni charlatana. 

¡Las únicas personas que pueden hacer recomendaciones sanitarias son profesionales sanitarios! Por ley, lo demás es intrusismo sanitario, la venta de hierbas que “curan” son ilegales, porque son inservibles, es el medio que utilizan para lucrarse los charlatanes. 

Las pseudoterapias son peligrosas, un charlatán recomienda a su “paciente” (cliente) que se tiene que insuflar ozono por el ano y la produjo una perforación intestinal, todo eso para supuestamente tratar el colon, acabó en la UCI. La mala praxis es mortal de necesidad, el cáncer no se cura por unas dietas o unos antidepresivos, la quimioterapia es un tratamiento no una cura, el autismo no es una enfermedad es un trastorno neurobiológico y no es posible hacerlo desaparecer. 

Enric Corbera nones médico, es psicólogo, y la venta de su producto, la bioneuroemoción, no cura el cáncer; lo que hacen los naturópatas, como ellos se llaman, no es ciencia ni tampoco está demostrado que funcione. Los tratamientos contra una enfermedad son los mismos en España que en EEUU, nadie tiene más tratamientos que otros, están disponibles en nuestro país, que haya un tratamiento experimental en EEUU no significa que vaya a funcionar con tu persona, porque para ello es experimental, se está probando con él su eficacia… todo esto y más estafas y bulos son los que hay que condenar y no caer en el milagro de gente que quiere estafarte a base de dar vida por la gracia de sus lejías, hierbas, dietas y charlas…

Aunque estemos enfermos tenemos agarrarnos a la realidad, a comenzar el camino se la batalla que sólo podemos ganar con la ayuda de los profesionales sanitarios siendo su imperio el Hospital y no una sala privada o un despacho donde te digan que el ozono cura el cáncer de colon, tenemos que sujetarnos a la ciencia porque el tiempo en esa situación es tan vital que muchas veces, cuando hemos abierto los ojos y acudido a un hospital, nuestro cáncer se ha extendido tanto por no tratarlo, que ya es demasiado tarde…