Opinión

Lesión del menisco

.

.

  1. Opinión
  2. Blog del suscriptor

El menisco es un cartílago situado en la rodilla. Está diseñado para transmitir fuerzas sin que se produzcan daños en las articulaciones, distribuyendo las cargas, estabilidad, absorción de impactos y lubricación, entre otras funciones. Su tamaño reducido contrapone el inmenso dolor al cuerpo humano cuando se lesiona. Hace años, se practicaba su extracción completa; ahora, la experiencia aplicada permite realizar cirugías más conservadoras, tendentes a reparar “in situ” antes que extirpar.La Unión Europea nos intenta dar clases de democracia a nivel nacional e internacional. Tras el “Golpe de Estado”, pendiente de sutura en el interior de nuestro hermoso país llamado España, hemos sido corneados por varios estados miembros de aquella “Uropa”.Bélgica y Francia, en primer lugar, sirvieron de cobijo a asesinos de ETA, banda terrorista que nos ha azotado durante más de 50 años; algunos tratan de blanquear y borrar el pasado, sin haber cerrado heridas abiertas en forma de asesinatos sin resolver, cumplimiento íntegro de condenas, resarcimiento a todas las víctimas ni cumplir con la mínima ley de convivencia pacífica. Un país dividido en su seno, como es el belga, se atreve a cuestionar nuestro ordenamiento jurídico. Allí, cuyo puerto de Amberes, de fama histórica como foco de contrabando, entrada de armas y municiones con destino al terrorismo europeo, ¿se atreven a poner en “sol-fa” nuestro respeto por los Derechos Humanos y las libertades individuales? Me acuerdo de Natividad Jauregi, alias María Sukalde, “Pepona” en términos etarras, en requisitoria por asesinar a un militar, quien corretea ese país como crítica gastronómica. ¡Hay que ser “belga” -en sentido peyorativo- para no ver eso! Además, de esos insultos, tenemos en dicho territorio las instituciones europeas. ¡Qué asco!Alemania, ese conjunto de regiones, nos ha dado un segundo rejonazo “democrático”. Otro majadero, vestido con toga de juez, se atreve a cuestionar la legalidad del Tribunal Supremo de España. No ha mucho tiempo atrás, dicho “togado” se encargaba de cuestiones de “familia”; ahora, impelido en una instancia superior de una de las regiones del norte del país, pretende analizar la investigación del órgano supremo del estado español.¿Democracia? En menos de 60 años, a casi 100 del siglo pasado, esas gentes agrupadas en un país, llevó al continente a dos grandes guerras, una de las cuales regó de sangre todo el planeta. Se dice que “cuando los alemanes discuten, lo primero que hacen es invadir Polonia”. Su “democracia” elevó al poder a Adolfo Hitler, efectuando un holocausto a gentes por razones de raza, ideología, pensamiento, religión... ¿Quién son ustedes, cuya división por razones ideológicas en dos países en el siglo XX, nos trajo tantos horrores? Patéticos, impresentables e inmensamente catetos para pretender dar lecciones de Justicia a otros. Deberían de ponerse en pie, firmes y mostrando respeto cuando vayan a hablar de España.No pueden pretender darnos lecciones de Justicia ni política penitenciaria cuando, “por casualidad”, los terroristas de la Rote Armee Fraktion (RAF) -Baader / Meinhoff-, aparecieron ahorcados en sus celdas individuales la misma noche. Sí, en Alemania Occidental, convertida ahora en adalid de la “democracia” y “justicia”.En España tenemos dos lesiones meniscales, en términos de país. Desafíos ambos auspiciados por dos bandas delincuenciales muy diferenciadas en los métodos e iguales en sus propósitos: la destrucción del formato país. Somos la comunidad histórica y política más antigua de Europa, en el formato conocido como tal.Por un lado, el terrorismo de ETA. Hemos suturado con sangre e intentamos mantenernos en pie con miles de víctimas del terrorismo. Algunas de ellas se han rendido ante su amenaza diaria; otros, resistimos, aguantamos y lucharemos por continuar la persecución de los asesinatos y hechos terroristas sin resolver. Por otro, el separatismo catalán. Esos “robolucionarios” pretenden ser subvencionados para luchar contra el resto. No, no se quieren ir, sino ocultar años y miles de millones de euros sustraídos para perjuicio del resto de ciudadanos.Esos dos “meniscos” de las articulaciones de España son un peligro para la Unión Europea. Estamos juntos en base a una aceptación de la legislación de cada país. ¿Cómo vamos a confiar en ustedes cuando cuestionan nuestro Tribunal Supremo y no permiten el traslado de esos presuntos delincuentes para ser juzgados por los actos ilícitos?Fallan los cartílagos. Se descomponen los movimientos articulares y, como todo mal, se puede contagiar allende de nuestras fronteras hacia las suyas. Ustedes tienen barrios en las ciudades de amplio espectro extranjero. ¿Qué harán si se levantan con deseos de disgregarse de su sistema político y judicial? ¿Silbar una canción o aplicar el Código Penal? Lecciones de democracia a España, majaderos europeos, ustedes, las justas.