Opinión

La suegra real

  1. Opinión
  2. Blog del suscriptor

Es muy “fuerrrrrte” que veamos como la reina madre intenta hacerse una foto con sus nietas y casi llegue a las manos con su nuera Letizia, que parece que pretende criar a pequeñas soldados de infantería ligera al meter a las pequeñas nobles en corsés que asfixian cualquier tentativa de libertad en sus movimientos.

Como madre al parecer ha impuesto una férrea disciplina contramediática a las pequeñas Infantas, lo cual y a juzgar por las hostilidades, no parece agradar a la reina emérita. Como abuela orgullosa, no duda en “trincar del cuello” a las pequeñas para hacerse una foto con ellas. Como suegra “porculera”, aprovecha la ocasión para robar algo de protagonismo a la mamá de las nenas, nenas que con una sonrisa perenne aprendida al nacer viven la escena sin inmutarse.

¿Los hombres? Como haríamos todos: flipan con la escena y, cuando ya hay casi leches, intervienen apaciguando, lo cual les va a suponer sin duda varios dolores de cabeza y hasta alguna "lumbalgia sofalera", garantizado. Ese sí que es un conflicto diplomático gordo, me río yo de Russia. ¿Acaso la familia real se libra de los avatares cotidianos de la familia española estándar? No, claro que no.

Lo grave es darme cuenta de qué coño hago yo escribiendo de esta tontería cuando Cristiano acaba de meter un gol de chilena…