Blog del suscriptor

La Tigresa de ETA sale en libertad

'La Tigresa' de ETA saldrá tres días de prisión tras pedir perdón

'La Tigresa' de ETA saldrá tres días de prisión tras pedir "perdón"

  1. Blog del suscriptor
  2. Opinión

Idoia López Riaño, integrante del grupo terrorista ETA, actualmente se encuentra en prisión por el asesinato de 23 personas, fue expulsada de ETA tras acogerse a la denominada Vía Nanclares. Un proyecto para la reinserción de aquellos presos etarras que hayan decidido dar una serie de pasos hasta el final de la violencia, esos pasos son: el alejamiento del entorno de la banda, la renuncia pública a ETA, al uso de violencia, pedir perdón… Qué fácil es pedir perdón tras coger una pistola para dispararla en la cabeza de alguien por detrás y salir huyendo.

Recibió el apodo policial de La Tigresa aunque su alias real de ETA era Margarita. 53 años lleva a sus espaldas con una vida de asesinatos, entrenamientos y caprichos carcelarios, caprichos que le han sido concedidos a la que fuera la mujer más sanguinaria de la historia de la banda terrorista. 53 años que muchas de sus víctimas no llegaron a cumplir porque fue enviada a poner un coche bomba en la plaza de República Dominicana en Madrid, en 1986, se llevó 12 víctimas por delante, eran guardias civiles.

También los asesinatos de Juan Bravo, en Madrid, mató a un empresario, tres militares, un marinero, un policía… Pertenecía al comando Madrid dentro de ETA, esa fama de sanguinaria también lo tenía aquel comando. No contenta integró posteriormente en el comando Ekaitz, en el año 1992, se la atribuyen acciones terroristas en Zaragoza, Valencia, Tarragona, Barcelona, Alicante y Murcia. Toda una ciudadana modelo que saldrá de su paso por la cárcel este 13 de junio de 2017.

Fue detenida en Francia en 1994 y extraditada a España en 2001, fue condenada a 2000 años de cárcel por asesinar a 23 personas, cosa que como vemos es ficticia. Además, también su paso por la cárcel también ha sido de lo más peculiar, una etarra que parece que en vez de cumplir condena, se la deben de dar toda serie de lujos en lo que a movilidad de cárceles se refiere, para estar al lado del etarra con el que se casó, de jugar con la justicia y jugar con todos nosotros. Jugar con las víctimas, puesto aunque se acogió a la Vía Nanclares y firmó el documento de perdón a las víctimas que exige el Ministerio del Interior para ampararse a tal recurso, y por tanto fue expulsada del colectivo oficial de presos de ETA, hasta el año 2015 sólo reconocía y se responsabilizaba de dos de los 23 asesinatos que cometió a sangre fría. Ha salido de permiso, y además casualmente cuando la expulsaron del colectivo de ETA era un mes después del cese definitivo de violencia de la banda terrorista… ¿Qué clase de castigo y beneficios estamos dando a nuestros asesinos?

¿Qué clase de reinserción y proyecto es ese al que no sólo se acogió La Tigresa, sino una treintena de etarras? ¿Realmente funciona? ¿De qué vale dicho proyecto después del cese definitivo de la banda?

Quizá esto demuestre lo desastroso que realmente es nuestro sistema penitenciario, un traficante de drogas puede pasarse nueve años en la cárcel y una asesina de 23 personas, si se piensa fríamente, quizá tenga más privilegios por pertenecer a una banda terrorista. ¿Vivimos en un país de locos? En tanto tan rígido y en otros tan permisivo. Esa firma de perdón no era por puro arrepentimiento, como dijo a la revista Interviú: “Dejo ETA, pero con mi pareja”. Esa Vía Nanclares la trasladó a la prisión de Euskadi, su tierra natal, y solicitó que su pareja Joseba Arizmendi fuera trasladado con ella al País Vasco, Joseba también era etarra, allí podrían compartir el tiempo de patio y un encuentro íntimo una vez al mes como mínimo, a 100 km de San Sebastián donde residen sus familias. ¿No está mal verdad? Ella se ha casado dos veces y ha mantenido muchas relaciones sentimentales en a la cárcel, con Arizmendi el que fuera jefe del colectivo de presos de ETA, se casó en la prisión de Badajoz en 2006.

¿Esto es una condena? Como se pregunta la organización de SOS VÍCTIMAS¿ha reparado el daño causado? Este tipo de arrepentimientos parecen una broma, un cachondeo, ofende a la memoria de las víctimas de terrorismo, ya que estos presuntos arrepentimientos sólo quieren obtener beneficios penitenciarios. Recordemos que Idoia en los procesos no ha mostrado ni ha colaborado con un arrepentimiento verdadero.

Somos muchos los que creemos que el resarcimiento a las víctimas pasa porque se haga justicia y eso implica que se cumplan las penas íntegramente sin este tipo de privilegios, que son caprichos más que algo realmente necesario. El 13 de junio veremos cómo sale de la cárcel una exetarra cuyo juego en la baraja de cartas ha sido más que inteligente, convertida en ciudadana reinsertada y subida en un vagón de metro como cualquiera de nosotros, se supone que ya ha cumplido, que ya se ha hecho justicia. A partir de aquel día, estará al día de sus deudas y nadie podrá reprocharle nada, según nuestra justicia la terrorista de ETA que en su momento asesinó a 23 personas ya es una ciudadana más para vivir en sociedad…