Electronic Arts

Las compañías de videojuegos continúan reculando con la política de DLCs

Ubisoft ha anunciado que dejará de emitir contenidos adicionales necesarios para disfrutar de la experiencia completa en sus juegos.

  1. Electronic Arts

Una de las prácticas más utilizadas por las compañías de videojuegos en la actualidad es la de lanzar DLCs, contenidos adicionales de un título posteriores a su lanzamiento oficial. Esto provoca que los usuarios que quieran disfrutar de esa ampliación de la experiencia deban pasar por caja de nuevo, lo que a muchos no termina de convencer. Ante las repetidas quejas de los consumidores, las compañías están comenzando a implementar nuevos modelos de negocio al respecto y a recapacitar sobre el lanzamiento de este tipo de contenidos.

La primera de las compañías en iniciar este nuevo camino ha sido Electronic Arts, que a través del videojuego Titanfall 2 anunciaba que todos sus contenidos descargables presentes y futuros llegarán de manera gratuita. Una medida que posiblemente se extienda a otros videojuegos del estudio que están por llegar, como Mass Effect: Andromeda, uno de los más esperados del próximo año. Ahora, Ubisoft continúa por estas lides, asegurando que dejarán de emitir DLCs que impidan disfrutar de la experiencia completa de juego, por lo que así evitan que los usuarios deban ampliar la inversión para obtener todo el contenido que puede aportar el videojuego en cuestión.

“La monetización es algo con lo que debemos ser muy cuidadosos. Mi equipo está a cargo de ello y estamos asegurándonos de que encontramos el equilibrio adecuado. La clave es que si no está añadiendo algo a la experiencia de juego inicial, no es bueno, porque estarás pidiendo dinero a la gente por las razones equivocadas. Además, si el contenido es obligatorio para los jugadores tampoco es bueno", explica Anne Blondel-Jouin, vicepresidenta de operaciones, al respecto de este nuevo movimiento de la compañía francesa.

Un modelo que Ubisoft pone como ejemplo es el seguido en Rainbow Six: Siege, que ofrece de manera gratuita todos los contenidos descargables referentes a nuevos mapas, mientras que la personalización de personajes, que depende del gusto de cada jugador, sí que requiere de una inversión adicional para poder realizarse. No obstante, esto no influye de ningún modo de la experiencia de juego y es precisamente eso lo que se persigue desde la compañía. "Hacer un contenido obligatorio no funciona para los jugadores así que no habrá más DLC que debas comprar para disfrutar de la experiencia completa. Tienes el juego y, si quieres expandirlo dependiendo de cómo quieras disfrutar del juego eres libre de comprar o de no hacerlo”, añade Blondel-Jouin.

Por lo tanto, parece que comienza a extenderse una tendencia hacia regalar este tipo de contenidos que pierden interés por parte de los jugadores a causa de rascarse el bolsillo de manera adicional para poder disfrutarlos. Puede que esto inicie una oleada de nuevas medidas de otros estudios en la que se lleguen a una unanimidad sobre los DLCs necesarios para completar la experiencia de un videojuego y no supongan un claro perjuicio para la salud monetaria de los usuarios. El tiempo dirá.