OCIO DIGITAL

El doblaje al español de muchos videojuegos, una solicitud histórica

La nueva actualización de Gears of War 4 para incluir doblaje español vuelve a poner en liza este aspecto de los grandes títulos.

  1. Actores
  2. PlayStation
  3. España
  4. Doblaje

El doblaje es una de las piezas más valiosas del sistema de interpretación español. No cabe duda de que el trabajo de los actores de doblaje en grandes obras de cine, televisión y videojuegos es uno de los aspectos más destacados en esta vertiente. Sin embargo, no ha estado exento de polémica en muchas ocasiones, especialmente en lo que se refiere al ámbito del sector del entretenimiento interactivo. La gran mayoría de usuarios sigue sin aceptar que grandes producciones lleguen con un simple subtitulado o con un doblaje neutro que no cumple con las expectativas.

Gears of War 4 ha sido el último título que ha incluido el doblaje al castellano tras una reciente actualización que sustituye el inglés original con el que contaba desde su lanzamiento. Un ejemplo que también seguirá FIFA 17 en los próximos meses respecto a su modo historia denominado El Camino. Son muchos los videojuegos que cuentan con un excelente doblaje al castellano, redondeando el producto y poniéndole la guinda al pastel para su perfecto entendimiento e inmersión. No obstante, casos como el de Halo 2, que optó por un doblaje español neutro, no acabaron de calar hondo entre los jugadores, provocando una ola de disconformidad en este aspecto.

En los últimos días también se ha conocido que Dead Rising 4 llegará a nuestro territorio en inglés con subtítulos, prescindiendo nuevamente del doblaje, lo que supone un engorro para muchos usuarios que no pueden sumirse del mismo modo en la historia del título sin la atención necesaria a las imágenes por la lectura de los subtítulos. Misma reivindicación que se hace latente con el lanzamiento de cada nuevo Gran Theft Auto. Aunque podríamos mencionar muchos más ejemplos. Algo que está provocando una enorme inquietud de cara a los grandes lanzamientos que se avecinan y que aún no han confirmado su doblaje a la lengua de Cervantes.

Horizon: Zero Dawn es uno de los casos más destacados. Al tratarse de una exclusiva de Sony PlayStation todo hace indicar que es un firme candidato para contar con un doblaje al castellano a la altura. Sin embargo, hasta el momento no se ha podido ver ningún material que indique este hecho, a pesar de contar con varios tráilers de contenido cinemático y gameplay. Algo que resulta extraño teniendo en cuenta que su fecha de lanzamiento se producirá el 1 de marzo de 2017.

Otro caso muy solicitado en las últimas fechas es el de Red Dead Redemption 2. Un título que ha conseguido captar la atención de millones de jugadores, aunque parece poco probable que con su magnitud y la trayectoria de Rockstar, pueda contener un doblaje al castellano. Un recorrido que choca muy fuerte con la opinión de los usuarios, teniendo en cuenta que dispone de un argumento profundo y complejo, que se hace más difícil de entender si hay que estar pendiente de los subtítulos.

La misma incógnita que comparten futuros videojuegos como Final Fantasy XV, que continuará la estela de la saga desde sus inicios, aunque con cada entrega se sigue solicitando un doblaje para facilitar la comprensión de sus enrevesadas tramas enarboladas por Square-Enix. Kingdom Hearts será otro de los títulos que no adoptará a nuestra lengua, a pesar de que su segunda entrega numerada sí que llegó con voces en castellano y un doblaje que respiraba espíritu Disney por todos los costados.

Lamentablemente parece una práctica que cada vez están adoptando más títulos y que amenaza con reducir el número de títulos en el futuro que contendrán un doblaje al castellano que cumpla las exigencias de los usuarios. Es un aspecto que no tiene una gran estima por parte de la industria, algo que se ha podido apreciar con la última huelga protagonizada por los actores de doblaje de videojuegos en Estados Unidos. Un asunto que de evolucionar, podría dejar incluso sin voz algunos títulos, un recurso imprescindible en el mundo de los videojuegos, tanto como lo pueda ser para la propia industria del cine.