Consolas

Call of Duty: Infinite Warfare por fin aterriza en consolas

El nuevo título de la franquicia de Activision desarrollado por Infinity Ward llega el 4 de noviembre; realizamos un repaso a la saga Warfare con motivo del lanzamiento.

Alfabetajuega

Call of Duty es una de las sagas de disparos más conocidas en la industria del videojuego y que está presente cada año con un título innovador y que rompe los moldes conocidos en el género. Activision cuenta con una de las grandes gallinas de los huevos de oro del sector y sabe muy bien cómo sacarle todo el partido para garantizar que los jugadores reciban un producto a la altura y que consiga cumplir las expectativas que genera curso tras curso. Con Infinite Warfare, el nuevo capítulo de la franquicia, no iba a ser menos.

Call of Duty: Infinite Warfare forma parte de un nuevo episodio de la subsaga desarrollada por el estudio Infinity Ward y que ha conseguido cosechar un tremendo éxito allá por donde ha pisado. Un camino que se inició en 2007 con Call of Duty: Modern Warfare, recibiendo un gran reconocimiento e impulsando a la saga hasta lo que ha conseguido hoy en día, motivo por el que llegará remasterizado junto a algunas ediciones del nuevo videojuego.

Una subsaga que se extiende nueve años por el momento y que amenaza con seguir causando sensación en el futuro. El primer paso para ello se producirá en tan solo unos días. Es momento de realizar un repaso a toda la historia de la saga Warfare, para destacar sus puntos más importantes como incentivo de cara al nuevo lanzamiento.

En esta ocasión, el salto es mucho más revolucionario e innovador en la saga Call of Duty. Con Infinite Warfare, los jugadores tendrán la posibilidad de lanzarse a la lucha en el espacio en un argumento que les meterá en la piel del Capitán Reyes, un piloto de operaciones especiales que se pondrá al mando de Retribution, un enorme buque de guerra. Su propuesta se basa después de que las naciones de la Tierra unificadas como la Alianza Espacial de las Naciones Unidas intentaran colonizar el sistema solar en busca de recursos. Una facción enemiga fanática e implacable surge de las personas que vivían en la frontera. Esta agrupación se llama Settlement Defense Front,y provoca una guerra a gran escala que llevará a los jugadores a nuevos escenarios épicos y a pilotar naves de combate tanto dentro como fuera de la atmósfera de la Tierra.

Sin duda, un guión que apunta a despuntar como el elemento más novedosos y revolucionario de la saga, con la misión de colonizar otros planetas y defender, no solo la Tierra, sino también el resto del espacio exterior que se ha visto amenazado por una fuerza mucho mayor a la que se haya podido ver en cualquier otro título bajo la firma de Call of Duty. El 4 de noviembre se inicia una guerra desconocida y que conseguirá alcanzar una dimensión totalmente inalcanzable hasta el momento. Por si fuera poco, el elenco del título lo conforman personalidades como Kit Harington, Jon Nieve en Juego de Tronos, como el principal villano o el campeón del mundo de Fórmula 1, Lewis Hamilton.

La propuesta se completará con un multijugador de lo más completo y que ya ha reunido a millones de jugadores en sus fases beta. La introducción de algunos de los mapas clásicos de la saga y las nuevas posibilidades jugables, están consiguiendo causar sensación en las primeras impresiones del juego.

La nueva guerra ya se ha desatado y Call of Duty: Infinite Warfare se prepara para recorrer su camino de éxito en el mundo de las consolas del mismo modo que hicieron sus precursores. Un nuevo campo de batalla, nuevas modalidades, gráficos inigualables respecto a los visto en la saga y en los títulos de la actualidad, son los grandes alicientes de esta nueva entrega para conquistar a los jugadores y, por supuesto, expandir su hegemonía hacia otros planetas.