OCIO DIGITAL

El sindicato de actores de doblaje de videojuegos se declara en huelga

Tras no llegar a un acuerdo con la industria del videojuego, los actores y actrices de doblaje inician este proceso por unas condiciones laborales más justas.

Alfabetajuega

Se avecinan nubarrones en la industria del videojuego que amenazan una fuerte tormenta. Los actores y actrices de doblaje que pertenecen al sindicato SAG-AFTRA se han declarado en huelga tras dos años de infructuosas negociaciones con la industria del videojuego. Las causas son claras: reclaman unas condiciones laborales más justas, como obtener primas en función de las ventas del juego, además de reducir las sesiones intensas y cambios de horario en el doblaje o recibir apoyo de coordinadores en casos de escenas de riesgo para realizar las capturas de movimiento a las que deben someterse. Las grandes empresas del sector han rechazado dichas propuestas, con el resultado de la consiguiente huelga. Algo que, por el momento, sólo se produce en el caso de Estados Unidos.

De hecho, la industria americana del videojuego se ha posicionado en contra de esta medida por parte del sindicato de doblaje. Algunas de las compañías que pueden verse afectadas por esta decisión son auténticos gigantes del sector como Electronic Arts, Activision Blizzard, Disney, Insomniac Games, Take Two, Warner Bros. Games... entre muchas otras, por lo que esto puede suponer el retraso de algunos videojuegos muy esperados de estas compañías como es el caso de Mass Effect: Andromeda, ya que una de las máximas impulsoras de esta huelga del sindicato doblaje es la actriz Jennifer Hale, que también ha participado en numerosas sagas de renombre como Kingdom Hearts, Final Fantasy, BioShock o The Last of Us.

Por lo tanto, la situación se antoja compleja. Desde la SAG-AFTRA destacan que “en esta industria, que habitualmente usa actuaciones e interpretaciones, se debería entender la naturaleza imprevisible e intermitente de este tipo de trabajo, ofreciendo una justa compensación por el trabajo que realizan los actores en sus videojuegos. Estas compensaciones ayudarían mucho a determinados actores y actrices entre un proyecto y otro". Por su parte, la industria americana del videojuego ha sido tajante en su respuesta y reafirma la postura mantenida durante todo este periplo.

“Creemos que los actores de SAG-AFTRA deberían poder ver qué se les ha ofrecido y compararlo con la última petición del sindicato y ver que por la terminología y otras diferencias mínimas no vale la pena ir a la huelga. Esto va a perjudicar a los actores de la SAG-AFTRA que estas compañías aprecian”, asegura Scott J. Witlin, uno de los abogados del bufete Barnes & Thornburg. Además, también esgrimen el argumento de que durante las negociaciones se ofreció una subida del sueldo del 9% a los actores pertenecientes al sindicato, algo que se rechazó de manera inmediata.

Además, a través de un documento facilitado por la propia SAG-AFTRA, se pueden apreciar algunos videojuegos en los que se encontraban trabajando sus afiliados y que aún no han sido anunciados. Es el caso de títulos como Madden NFL 18, NHL 18, FIFA 18, y Hockey 18, además de otros proyectos afectados entre los que se encuentran el nuevo Brothers in Arms, Lego Marvel 2, el Lego Star Wars ambientado en el Episodio VIII. Asimismo, se revelan algunos videojuegos con nombres provisionales como Timbits, Odin, Pets, Fearless, DM3, Scorpion, Nuts, Alligator o Python.

Cabe destacar que el citado sindicato tan solo engloba al 25% del sector de doblaje en videojuegos, por lo que la huelga iniciada no supone una paralización en la industria en este sentido, aunque sí afecta a una gran parte de los proyectos que están por llegar de las compañías mencionadas anteriormente. No obstante, es un proceso que apunta a prolongarse en el tiempo, ya que hace dos años que se iniciaron las conversaciones para las mejoras laborales de los actores y actrices de doblaje de la SAG-AFTRA y no se ha conseguido alcanzar ningún tipo de acuerdo. Tras varios simulacros de huelga, finalmente se ha tomado la decisión de iniciar este proceso incierto que amenaza con romper una relación que conforma uno de los mayores aspectos del sector del entretenimiento interactivo.