OCIO DIGITAL

El nuevo God of War: menos minijuegos, más acción

La nueva entrega, basada en la mitología nórdica, sigue ofreciendo pinceladas de su desarrollo para traer al Fantasma de Esparta de vuelta a las consolas.

  1. Consolas
  2. PlayStation
  3. Mitología

God of War ha estado en boca de la mayoría de aficionados a los videojuegos en algún momento desde su existencia. La saga protagonizada por Kratos, conocido como el Fantasma de Esparta por sus crímenes pasados, ha conseguido ganarse un nombre en la industria a base de mutilaciones, espadas del caos y una acción desmedida con grandes toques de hack and slash. No obstante, todo parecía indicar que tras God of War 3, la historia basada en la mitología griega había tocado techo con un final acorde a lo que se podía esperar de una obra de estas características. Y esto es una verdad a medias.

Es cierto que la mitología griega ya no tiene cabida en este universo, por lo que desde Santa Monica Studios, compañía responsable de God of War, decidieron dar un salto hacia la mitología nórdica y emplazar la nueva entrega en estos lares, tal y como demostró la asombrosa demo del pasado E3 2016. Sin embargo, todo lo que se arremolina alrededor de la propuesta es un misterio que muchos jugadores quieren explorar, aunque el lanzamiento del título de antoje algo lejano, fechado para algún momento del próximo 2017. Pero Cory Barlog, su director, no quiere que los usuarios se queden sin dosis de información.

De este modo, Balrog destaca algunos de los detalles imprescindibles que hay que tener en cuenta a la hora de afrontar la nueva aventura junto a Kratos. Destaca que el juego será tan extenso como la historia lo permita, por lo que podría tratarse del juego más largo de la saga; además, también garantiza que la acción será el punto fuerte de la propuesta, por lo que los jugadores que disfrutaran de la trilogía anterior, podrán reconocer las cualidades del título sin problema. También se han ofrecido detalles del doblaje y todo apunta a que estará disponible en castellano, al igual que el resto de entregas, con la particularidad de que en esta ocasión se ofrecerá una traducción del nórdico.

Uno de los aspectos que más impacto ha causado es la compañía con la que cuenta el protagonista, que no es otra que la de su hijo. Será una propuesta similar a la vivida con The Last of Us, donde el vástago de Kratos será fundamental tanto en las batallas como en los puzles, aportando un toque de cooperación al título con el que explorar la relación entre padre e hijo, que no parece muy cercana en un principio. Además, el joven también estará a disposición del jugador en determinados momentos de las batallas, pudiéndolo controlar con un botón para prestar apoyo.

Por último, también se destaca que la narración de esta aventura será mucho más fluida y madura que lo visto en los tres títulos anteriores, por lo que se reducirá el número de minijuegos y se profundizará más en el argumento y la acción. Respecto a este segundo aspecto, algunas de las batallas más épicas y multitudinarias podrían contar con más de cien enemigos en pantalla, por lo que todo apunta a que se tratará de un juego exigente.

Aún queda mucho por saber para determinar en qué se convertirá este nuevo God of War. No obstante, los primeros datos hacen presagiar que puede ser uno de los grandes referentes de PlayStation 4 de cara al próximo año y que explore al máximo la potencia de PlayStation 4, tanto en su modelo actual, como en la futura PlayStation Neo. El Dios de la Guerra vuelve en una versión más humana que nunca.