OCIO DIGITAL

Xbox One S: Microsoft apuesta por la potencia para competir con PlayStation 4

El nuevo modelo de la consola ha conseguido captar la atención de sus usuarios, agotando sus unidades, gracias a sus características mejoradas.

Xbox One S: Microsofr apuesta por la potencia para competir con PlayStation 4

Xbox One S: Microsofr apuesta por la potencia para competir con PlayStation 4

  1. Xbox
  2. Consolas
  3. Microsoft

Xbox One S, la revisión en modelo Slim de la actual consola Xbox está consiguiendo ser un éxito en sus primeros días de vida, desde su lanzamiento el pasado 2 de agosto. Esta nueva Xbox, más pequeña y con un estilo más limpio y cuidado, consigue mejorar las prestaciones de su predecesora y acercarse a lo que ofrece su máximo competidor, PlayStation 4, en el mercado actual. Con Xbox One S, los jugadores podrán contar con un modelo de 2 TB de capacidad, que amplía hasta el doble la capacidad que contiene la Xbox One original, aunque se trata de una edición limitada a este respecto. Sin embargo, sus principales características se resumen en soporte para 4K y HDR.

La consola tiene la difícil tarea de ser la precursora de una nueva era que se avecina en el mundo de las consolas, la prueba de fuego que prepare el terreno para la llegada de las revisiones más potentes de Xbox One y PlayStation 4. Por ello, el soporte para la reproducción en 4K se antoja como su prestación más interesante, afianzando el interés de las desarrolladoras por este tipo de formato. Y lo cierto es que el resultado es incuestionable, comparando la capacidad gráfica que pueden ofrecer algunos videojuegos de su catálogo con esta nueva opción disponible en una televisión con soporte para 4K, algo que también afianza la llega de la tecnología HDR, que proporciona una nitidez difícil de ver en una consola del mercado actual. Además, puede reproducir los nuevos BluRay Ultra HD.

xbox one s español 2

xbox one s español 2

Otra de las grandes novedades que ofrece Xbox One S es la modificación del mando de la consola. Con este nuevo diseño se intenta adaptar la jugabilidad de un modo mucho más cómodo y agradable. Aunque no es un cambio drástico respecto al modelo original, sí que se aprecian leves modificaciones en la sección superior que ahora es más ágil, tiene un mejor rango y sujeciones con textura. Por su parte, las empuñaduras pasan a ser de plástico, en lugar del caucho utilizado en el controlador de Xbox One.

Sin duda, Xbox One S es una apuesta que propone un modelo de referencia respecto a lo que se verá en los próximos años en el mundo de las consolas. Microsoft pretende recuperar el terreno perdido con PlayStation 4 en la actual generación para acercar al público a su nuevo modelo de negocio y competir en igualdad de condiciones con Sony cuando llegue el momento de Neo y Scorpio. Por el momento, Xbox One S no ha sido capaz de mostrar su máximo potencial, pero con lanzamientos como Forza Horizon 3 y Gears of War 4 se postula como la máquina perfecta para disfrutar de este universo y ofrecer una calidad digna de una consola de estas características.