OCIO DIGITAL

FIFA 16: Tutorial básico para padres que quieren ganar a sus hijos

La otra final de Champions se juega en cada hogar: padres contra hijos en el salón de casa. Sigue estos cuatro pasos para ser el rey de la familia.

  1. PlayStation
  2. Consolas
  3. Videojuegos FIFA

La temporada futbolística comienza a llegar a su fin. Aunque la Eurocopa de Francia 2016 está a la vuelta de la esquina, la cita que enfrentará a Atlético y Real Madrid en la final de la Champions de Milán es el broche de oro para un año que ha deparado grandes emociones en el deporte rey en España. Los equipos madrileños se enfrentarán por segunda vez en esta ansiada final para tratar de conseguir su primera o undécima Liga de Campeones, respectivamente.

Con la cercanía del encuentro, son muchos los jugadores de videojuegos que quieren recrear la emoción del partido en sus consolas, actualmente a través del simulador futbolístico de Electronic Arts, FIFA 16. Entre estos usuarios están los padres que se enfrentan a sus hijos y que, como sucede en la mayoría de los casos, acaban machacados por la habilidad de los más pequeños con los pulgares y un mando de consola entre las manos. Para que esto no vuelva a repetirse, en este artículo ofrecemos algunos consejos y trucos básicos para jugadores poco experimentados en FIFA que quieran dejar el pabellón alto en estos enfrentamientos tan señalados y que estarán a la altura de toda una final de Champions.

Prioritario. Vigila tu defensa

Una de las partes fundamentales que hay que tener en cuenta en el simulador de Electronic Arts es el sistema defensivo. Con la implementación del esquema defensivo manual, son muchos los usuarios que han tenido que cambiar su táctica para no convertirse en un auténtico coladero. De cara a la práctica, hay muchos métodos para paliar este inconveniente, aunque el más sencillo es cambiar la configuración para que la defensa pase a tener un sistema automático (sección de controles y escoger la opción "Defensa Clásica").

No obstante, una de las mejores tácticas es la de aguantar las embestidas con calma. Olvida utilizar las entradas agresivas, que es el primer recurso que utilizan los jugadores iniciados ante la ansiedad que querer robar al momento el balón, y espera hasta el momento oportuno para acometer el robo del esférico. Además, otro de los errores más comunes es tratar de jugar el balón robado ya desde el área, algo que suele acabar con un gol en contra. Resulta más sencillo despejar cuando se está siendo acosado y rehacer la defensa a partir de ver alejarse el balón. Esta práctica también puede beneficiar los contraataques, si se dispone de un par de jugadores rápidos que puedan aprovechar los espacios que deja el contrincante al atacar en tromba.

Olvida el botón “Sprint”. Esto es fútbol, no la final de los 100 metros lisos

Otro de los grandes inconvenientes que sufren los jugadores principiantes o poco experimentados de FIFA 16 es que no saben qué hacer cuando disponen de la posesión del balón, lo que acarrea su pérdida y el consiguiente contragolpe. Lo imprescindible es asegurar los pases hasta que pueda encontrarse el espacio oportuno; para ello, es crucial no abusar del botón sprint para lanzarse como caballos desbocados buscando la portería. Visualiza los movimientos de los jugadores y encuentra la jugada adecuada. Esto es beneficioso, más aun teniendo en cuenta las grandes posibilidades que ofrece el pase al hueco en la última entrega y que pueden permitir un mano a mano contra el portero en un simple suspiro.

Joven Padawan: “Usa La Fuerza de la Estrategia”

En cuanto al sistema táctico, FIFA ofrece grandes variantes para los jugadores que prefieren centrarse en estos aspectos. El más importante de ellos es ejercer presión por todo el campo ante la posesión rival, aunque conlleva ciertos riesgos. En el menú de pausa, si se selecciona “Instrucciones”, se le puede ordenar a cada jugador que ejerza presión sobre su homónimo en el terreno de juego, o incluso seleccionar una doble presión sobre jugadores esenciales del rival. Esto puede facilitar el robo de balón, pero también puede dejar la defensa en cueros si nos superan con agilidad la línea de presión.

Por otro lado, durante el partido las crucetas de movimiento del mando también permiten ordenar de forma inmediata diversas acciones para seleccionar en función del resultado del partido. Si se está ganando por 1-0, se puede ordenar la acción de “Poner el autobús”, algo que amplía las tareas defensivas, aunque eso suponga renunciar al ataque; si se consigue dominar la defensa como hemos comentado anteriormente, es una buena elección para aguantar el resultado. Lo que sería en el fútbol real hacer un catenaccio. Por el contrario, si el marcador es desfavorable, se puede elegir “Todos al ataque”, para afianzar las tareas ofensivas y adelantar las líneas.

Como último consejo, también se puede ejecutar la opción de adelantar la línea defensiva para dejar al rival en fuera de juego. Esta es recomendable para jugadores con algo de experiencia, ya que se basa en el ensayo y error, aunque realizada correctamente, puede ser una táctica primordial para decantar la balanza del encuentro. En las opciones generales de alineación, se permite aplicar la “Trampa del fuera de juego” en la opción “Línea de la defensa”.

Juega a escondidas

Sin duda, el mejor truco para conseguir la victoria en FIFA es la práctica, con lo que no juegues sólo cuando tu hijo te plantea el reto. Aprovecha cuando el tiempo te lo permita para habituarte a las prestaciones del juego, y aunque al principio sufras derrota tras derrota, aprovecha para conocer el modus operandi de tu rival. Mejor perder porque no quieres ganar siempre a tu hijo, que hacerlo porque “ni las hueles”. Además cuanto mejor contrincante seas más querrá jugar contigo porque serás un reto, no un saco de arena al que golpear cuando no se tiene otra cosa que hacer. Cone esta pequeña guía es un buen comienzo para cambiar las tornas y demostrar a los hijos que sus progenitores también son unos auténticos ases con un mando entre las manos.