OCIO DIGITAL

Titanfall 2, un nuevo ejemplo de sagas que no se casan con nadie

El título se prepara para aterrizar en PlayStation 4, Xbox One y PC tras ser una de las exclusivas más destacadas de la consola de Microsoft.

  1. Electronic Arts
  2. PlayStation
  3. Xbox

La guerra de consolas es un hecho que ha ido evolucionando desde el principio de los tiempos en el mundo de los videojuegos. En estos momentos, las grandes competidoras del sector son PlayStation 4 y Xbox One, máquinas correspondientes a Sony y Microsoft respectivamente, que mantienen una amplia ventaja respecto a Wii U, el hardware obra del gigante Nintendo. La elección a la hora de seleccionar una u otra consola resulta vital para las compañías a la hora de realizar sus balances y apuestas en el mercado, por lo que la apuesta del consumidor resulta vital para ganar la batalla en muchos aspectos.

Una de los principales decisiones es la referente a los juegos exclusivos. Algunos estudios desarrolladores firman acuerdos con las grandes compañías para exponer sus productos de manera única y directa en una consola concreta, con el respaldo que ello conlleva. Algunos casos como la saga Uncharted, en el caso de PlayStation, Gears of War, en el de Xbox o The Legend of Zelda en el de Wii U son grandes estandartes que adquieren un valor añadido para la industria, identificándose inevitablemente con cada una de las consolas en las que son referentes. Una guerra fraguada para ganarse el favor del jugador con títulos que resulten de lo más llamativos por su aspecto, su temática o sus personajes a través de una práctica que está en alza y que cada vez es más resolutiva.

No obstante, hay algunas franquicias que arrancan su trayectoria en una plataforma concreta para después traspasar la barrera de la exclusividad y acomodarse en el género multiplataforma. La situación crítica que atraviesan diversos estudios de videojuegos conlleva que se seleccione la opción de lanzar los productos en varias consolas para así conseguir un mayor índice de beneficios, a pesar de sus inicios. Titanfall es uno de estos casos tan particulares. La primera entrega del título de Respawn Entertainment nació de manera exclusiva en consolas Xbox (además de PC); sin embargo, la secuela llegará también a PlayStation 4.

La posibilidad de desarrollar en diversos hardwares ha permitido al estudio alcanzar nuevos niveles en su fórmula de entretenimiento, algo que quedaba patente con la demostración de su primer teaser mostrado recientemente. Por el momento se conocen pocos detalles del nombrado Titanfall 2, pero desde Electronic Arts ya han prometido que habrá novedades en su evento EA Play, previo a la feria de Los Ángeles, el denominado E3, donde la artillería de todas las compañías presenta su escaparate, convirtiendo el evento en el encuentro más importante del planeta en la industria del videojuego.

El caso concreto de Titanfall ha elevado un enorme debate en el sector, especialmente entre los aficionados. Aun así, no es un episodio que resulte poco común, ya que otras grandes sagas de la historia han sufrido el mismo proceso. Algunos de ellos con una enorme polémica incluida.

Rise of the Tomb Raider

Tomb Raider se ha convertido en uno de las sagas más exitosas de todos los tiempos. La arqueóloga Lara Croft es un referente e icono femenino en los videojuegos, gracias a su larga trayectoria en el mundo de las consolas. Sin embargo, no todo ha sido un camino fácil para la joven heroína. Sus inicios resultaron turbulentos y provocaron cambios de plataforma.

El primer videojuego fue lanzado oficialmente en Sega Saturn, aunque no tardó mucho en convertirse en una saga referencia en PlayStation. Y así lo siguió siendo hasta hace relativamente poco tiempo. Rise of the Tomb Raider, secuela del reinicio de la saga, removió a los jugadores cuando, tras ser anunciado, se destacaba que sería exclusivo de Xbox One.

Una saga que había crecido bajo el amparo de PlayStation pasaba a ser un gran lanzamiento en la consola de la competencia, con el consiguiente desconcierto de los usuarios. Poco después se dio a conocer que se trataba de una exclusividad temporal y finalmente verá la luz en PlayStation 4 el próximo mes de noviembre.

The Witcher 3

Otra de las sagas más exitosas de la época moderna, The Witcher, también ha sido protagonista por dar numerosos tumbos en cuanto a las plataformas en las que se ha lanzado. El primer juego protagonizado por Geralt de Rivia vio la luz en PC de manera exclusiva, aunque más tarde se adaptó a Xbox 360.

Con el lanzamiento de su secuela, The Witcher 2: Assassin’s of Kings, se produjo el salto definitivo al mundo de las consolas. El título apareció inicialmente en la consola de sobremesa de Microsoft por aquel entonces, con su lanzamiento simultáneo de la entrega en PC, afianzándose en la industria y ampliando sus horizontes. El cambio más radical se produjo con su última entrega, The Witcher 3: Wild Hunt, que también ha sido recibido por PlayStation 4, siendo el único juego de la saga en gozar de este honor.

Kingdom Hearts 3

Con la fusión de Squaresoft y Enix se produjo un cambio en el modelo de negocio de la compañía japonesa respecto a sus títulos. Square Enix es poseedora de algunas de las grandes franquicias del mundo de los videojuegos en la actualidad. Una de ellas es Kingdom Hearts, cuya tercera entrega numerada se está haciendo de rogar más de la cuenta, tras diez años después del estreno de la secuela directa.

El videojuego que unifica los universos de Disney y diversas franquicias de la compañía nacía de manera única y exclusiva en PlayStation, aunque más tarde amplió sus miras hacia las consolas portátiles, lanzando diversos títulos en Nintendo DS y 3DS. LaEl gran cambio llegará en el momento en el que se estrene el esperado Kingdom Hearts 3, el cual ya ha confirmado su estreno en Xbox One.

Final Fantasy XV

Final Fantasy en otro de los casos controvertidos que han alcanzado la excelencia en base a sus lanzamientos en diversas consolas. Sus inicios se produjeron de manera exitosa en NES y SNES; las consolas de Nintendo otorgaron una enorme proyección a la saga y la dieron a conocer en todo el mundo hasta su sexta entrega inclusive. Unos capítulos, desde el primero al sexto, que posteriormente han recibido varias reediciones debido a su popularidad.

Pero el verdadero salto se produjo con el lanzamiento del eterno Final Fantasy VII, que trasladaba su desarrollo al sistema de PlayStation. Desde ese momento, la consola de Sony acogió de buen grado a la franquicia como exclusiva, al menos hasta su duodécimo capítulo. Con el resurgimiento de la franquicia en Final Fantasy XIII, se descubrió que desde dicho episodio en adelante, la saga también pasaría a formar parte del catálogo de Xbox.

Hellblade

Entre los estrenos más esperados del presente 2016 se sitúan Hellblade: Senua’s Sacrifice. La nueva propuesta del equipo de Ninja Theory se postula como una de las apuestas más solventes y pulidas del catálogo futuro. El juego fue anunciado inicialmente como un título exclusivo para PlayStation 4, lo que elevaba a un nivel colosal a la consola de Sony, uniendo esta bella e intrigante historia.

Poco duraría entre el catálogo puramente exclusivo de PlayStation 4, ya que unos meses después se destacaba que el título también estaría disponible para todos los jugadores que quieran disfrutarlo en PC, produciéndose el lanzamiento de manera simultánea y arrebatándole la exclusividad. No obstante, seguirá siendo una exclusiva en el mundo de las consolas.

Zombi U

Los jugadores más veteranos posiblemente recordarán uno de los primeros títulos de Ubisoft en el mundo de los videojuegos. Llegaba bajo el título Zombi y su lanzamiento se producía en la clásica Commodore Amiga o en la eterna NES. Con el éxito cosechado por el juego en la época, en el año 2012 se produjo su traslado de manera remasterizada a Wii U, convirtiéndose en un título exclusivo de la máquina de Nintendo.

Una exclusividad que expiraría recientemente, con el lanzamiento de Zombi (denominado Zombi U en la consola de sobremesa de la gran N) en PlayStation 4, Xbox One y PC.

Oddworld

Uno de las apuestas principales y que consiguió causar un gran impacto del catálogo inicial de la primera PlayStation fue Oddworld: Abe’s Oddysee. La propuesta protagonizada por un miembro de la raza mudokon que luchaba por subsistir ante su exterminio resultó especialmente llamativa y tuvo una gran aceptación. Un hecho que se confirmó con el lanzamiento de su secuela, también en PlayStation.

La situación cambió posteriormente, cuando la franquicia desapareció temporalmente de los sistemas de Sony para aparecer únicamente en Xbox, como es el caso del título Oddworld: Munch's Oddysee. Con el resurgimiento reciente de la franquicia, se han conseguido igualar las fuerzas, convirtiendo a la saga en un multiplataforma con todas las de la ley, lanzándose tanto en PlayStation 4 como en Xbox One y PC.

Estos son solo algunos de los casos que han trascendido con este cambio en sus políticas de lanzamiento. Posiblemente, de aquí en adelante surgirán nuevos videojuegos que opten por esta opción de realizar un proyecto que alcance mayores cotas en todas las consolas disponibles en el mercado. Esto ampliará la batalla que mantienen los fabricantes de videoconsolas para achicar la diferencia que supone no contar con ciertos títulos que restan valor añadido a sus productos.