OCIO DIGITAL

Pintalabios, tostadoras y ocarinas reinventados como mandos para videojuegos

Jugadores de todo el mundo buscan nuevas y extrañas formas con las que superar sus títulos preferidos.

La industria del videojuego se caracteriza por la evolución constante. Los desarrolladores del sector tratan de innovar en sus técnicas para alcanzar productos cada vez más pulidos y distinguidos. El reflejo de ello se está proyectando en la novedosa realidad virtual, que comienza a dar sus primeros pasos en el presente curso, con propuestas tan interesantes como Oculus Rift, o PlayStation Vr que se perfila como el “Santo Grial” de las apuestas de futuro de Sony. Este avance permanente no permanece a puerta cerrada en las entrañas de las compañías, sino que también se extiende hasta los propios usuarios, que teniendo presente que lo que más les atrae de los videojuegos son los retos que les plantean, también se han sumergido en una carrera “amateur” por aportar sus propias novedades, algunas de ellas con capacidad para dejar a cualquiera con la boca abierta.

Este es el caso de una jugadora de Counter-Strike: Global Offensive, cuya técnica ha revolucionado el modo de disfrutar del longevo título de Valve. Chloe Desmonieaux, que así es como se llama la joven, consiguió destacar en las redes sociales y en los portales especializados en videojuegos por el periférico que utiliza para disputar sus partidas en el conocido juego de disparos. Nada más y nada menos que un pintalabios es su arma secreta. A través de un conector USB, la chica consigue transmitir todos los comandos de un teclado a su Lipstrike, que es como ha llamado a su artilugio.

Sin lugar a dudas, se ha convertido en toda una sensación, aunque no es un caso excepcional en lo que supone a revolucionar el sistema de periféricos de los videojuegos. Nada como la incentivación de un aficionado a este mundo para demostrar grandes dosis de creatividad.

Dark Souls, a ritmo de guitarra

La saga Souls es conocida por los jugadores como una de las más complicadas de la historia moderna de los videojuegos y ya se prepara para recibir su tercera entrega el próximo 12 de abril. La franquicia de From Software ha conseguido desquiciar a más de un jugador experto por su propuesta infernal, diseñada para desgastar las huellas de los dedos en los botones. No obstante, hay usuarios que demuestran su destreza mediante demostraciones jugables a través de portales como Twitch o YouTube. Uno de ellos consiguió dejar boquiabierta a toda la comunidad, superando el juego con una guitarra del videojuego Rock Band como mando.

Resulta una práctica cuanto menos sorprendente, teniendo en cuenta que con los propios periféricos habituales ya es un reto complicado superar esta aventura. El usuario Bearzly consiguió trasladar los controles básicos de la versión del juego en PC a la guitarra utilizada por el título musical. Una vez conseguido, demostró su hazaña en retransmisiones donde se le podía ver derrotando a los numerosos jefes y criaturas enemigas que incluye Dark Souls.

Un hecho que ha conseguido despertar la curiosidad de un gran número de jugadores, los cuales también se han lanzado a por la impronta de superar el título con los bongos de Donkey Kong, un piano, órdenes de voz o mediante comandos comunes en el conocido programa Twitch Plays.

The Legend of Zelda y la paradoja de la ocarina

The Legend of Zelda: Ocarina of Time, que recientemente cumplía su 30 Aniversario, consiguió marcar una época en la industria. La propuesta protagonizada por Link alcanzó un éxito sin igual con una aventura fresca, original y decidida. Poco podrían imaginar desde Nintendo que una de sus gallinas de los huevos de oro iba a provocar el desarrollo de la imaginación de un jugador. El usuario en cuestión se ciñó al nombre del título para crear un paralelismo con su forma de controlarlo.

Esto lo tradujo en la creación y utilización de una ocarina para completar The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Puede resultar controvertido, pero el resultado es de lo más evocador una vez se comprueba la técnica utilizada por el joven Monotone Tim. Cada nota del artilugio que él mismo ha creado sirve para ejecutar una acción en el juego, de manera que el sonido se interpreta del mismo modo que al apretar un botón de la clásica Nintendo 64.

Es un proceso harto complicado, además de agotador en los momentos más difíciles de la historia. El único inconveniente es que el sonido se solapa con la banda sonora del propio juego, empañando levemente el resultado de la obra.

World of Warcraft sube de nivel con una alfombra de baile

El MMORPG de Blizzard, World of Warcraft, ha conseguido captar la atención de millones de jugadores a lo largo de los años. Su popularidad ha alcanzado cotas tan altas, que los cines ya se preparan para recibir la adaptación cinematográfica del videojuego el 10 de junio. Las posibilidades de los reinos de Azeroth son infinitas para los usuarios de PC, en una propuesta que invita a realizar diferentes acciones acordes al nivel del personaje elegido, hasta un máximo de 100.

Y en esta impronta de conseguir alcanzar el máximo exponente del personaje, el streamer Rudeism se planteó el reto de ascender hasta el nivel 100 con un periférico de lo más especial: una alfombra de baile, como las que utilizan videojuegos de índole musical. El reto duró apenas dos semanas, ya que este jugador estaba completamente experimentado en los recovecos que se esconden en World of Warcraft, algo que no resta mérito a su proeza.

Lamentablemente, tras finalizar esta prueba, el usuario eliminó la retransmisión sin dejar constancia de la misma. Aun así, otros jugadores han querido imitar su técnica, como se demuestra en el siguiente vídeo.

Destiny también derrota a sus jefes con una batería

Destiny ha sido el caballo ganador del estudio Bungie en los últimos tiempos. El videojuego de disparos enfocado al multijugador y desarrollado en el espacio, ha llamado la atención de propios y extraños en la industria, mediante una propuesta interesante y cooperativa. La franquicia ya se prepara para el aterrizaje de su secuela, de la que se esperan novedades en la próxima edición del E3 2016 que volverá a celebrarse en junio en Los Ángeles. Desde su lanzamiento, Destiny ha destacado por numerosas técnicas utilizadas por los jugadores para afrontar los retos que propone.

Una de ellas se basa en utilizar la batería del videojuego Rock Band, en un caso muy similar al descrito anteriormente en Dark Souls. Sean Gallagher es el responsable de esta adaptación que traslada el ritmo de los bombos y platillos que componen el conjunto de instrumentos a los disparos que caracterizan a la obra de Bungie y Activision.

Tal es la maña que consiguió adquirir el jugador en su momento que derrotó a uno de sus jefes más difíciles, Crota Solo, con esta técnica tan peculiar y marchosa.

Doom, el mejor compañero para el desayuno

Doom es uno de los grandes clásicos de la historia del videojuego y Bethesda ya afina el lanzamiento de su remake para el próximo mes de mayo en las consolas de nueva generación. A lo largo de las décadas, se han podido presenciar numerosas demostraciones jugables que han sacado partido a algunos secretos incluidos en el título. Y, como no podía ser de otra manera, también se han explorado sus posibilidades abstractas.

Este caso es probablemente la joya de la corona de este tipo de técnicas. El modder Vexal es el responsable de conseguir que este clásico entre los clásicos pueda ser disfrutado con…una tostadora. Mediante un método estrafalario, consigue trasladar las acciones del videojuego a este artilugio presente en infinidad de desayunos para derrotar a demonios por las huestes de Marte.

Para conseguir el resultado, recomienda usar una tostadora de hace no más de dos años, dado que estas cuentan con un procesador con puerto USB y todo para transferirles su programación a cualquier PC. El único problema es que solo dispone de una tecla de acción, debido a sus limitaciones.