Tauromaquia

La Fundación del Toro: "El Tribunal Constitucional tiene que pronunciarse sobre la prohibición en Cataluña"

La entidad ha entregado en la sede del tribunal 20.000 firmas que exigen una resolución que lleva congelada desde 2010. "La justicia lenta es injusta", se han quejado.

Carlos Núñez, presidente de la Fundación Toro de Lidia (FDL).

Carlos Núñez, presidente de la Fundación Toro de Lidia (FDL).

  1. Tauromaquia
  2. Tribunal Constitucional
  3. Cataluña

La Fundación del Toro ha entregado este miércoles en el Tribunal Constitucional 20.000 firmas para exigir al órgano jurisdiccional que se pronuncie sobre la prohibición de dar toros en Cataluña: el parlamento catalán abolió la tauromaquia en 2010. La prohibió se hizo efectiva un año después.

Representantes de todos los estamentos taurinos han acompañado a la Fundación en el Tribunal Constitucional. Las firmas han sido recogidas de un modo analógico y no a través de los distintos webs que existen para ello. Cualquiera que haya querido exigir la resolución y mostrar su apoyo ha tenido que hacerlo a través de "cartas unipersonales firmadas", según ha explicado la Fundación del Toro. "Ha sido un esfuerzo para todos con el objetivo de demandar el fallo de la sentencia del Tribunal Constitucional".

"Reclamamos que se resuelva de una vez el recurso de inconstitucionalidad interpuesto hace seis años", ha dicho José Miguel Soriano, abogado de la Fundación y socio del despacho Cremades & Calvo Sotelo: "El Tribunal Constitucional debe hacer su trabajo. Su decisión daría mucha seguridad jurídica porque se trata de una invasión de competencias del parlamento catalán", ha explicado Soriano que ha señalado que una sentencia en este sentido "evitaría ataques arbitrarios de otras administraciones, como ocurre habitualmente". "La tauromaquia está protegida por la ley", ha recordado en referencia al texto 18/2013 de 12 de noviembre que regula la tauromaquia como patrimonio cultural . "Quizá porque es un tema sensible están tardando. No sé si influirá o no", ha concluido el letrado.

Carlos Núñez, presidente de la Fundación, ha hecho referencia al esfuerzo de los aficionados. "Los 20.000 se han molestado en enviarlas por correo ordinario a nuestra sede. Es una forma de reivindicar sus derechos. A ellos les acompaña un clamor popular. Tienen detrás a millones de españoles que son aficionados a los toros y a otros tantos millones que no lo son pero que defienden el estado de derecho", ha explicado. "La justicia lenta es injusta", ha recalcado.

Junto a ellos, ha participado en la entrega de firmas Miguel Salmerón, responsable de la Escuela Taurina de Cataluña, que ha mostrado la situación que viven sus alumnos en esa comunidad. "Hemos sufrido mucho. A nuestros alumnos los insultan, les llaman asesinos", ha explicado. "Nos hemos tenido que ir desde Cataluña a Francia y hemos unido la escuela con la de Nimes. Ahora se llama Escuela Taurina de Nimes-Cataluña".

"Nuestros ingresos eran escasos y provenían de las clases prácticas que organizábamos", ha continuado Salmerón, "y que ahora ya no podemos". "Gracias al apoyo de particulares, como la Fundación José Tomás, seguimos para adelante. Sin ellos no existiríamos", ha confesado.

En este acto también han estado representados los aficionados catalanes a través de la Federación de Entidades Taurinas con el periodista y reconocido aficionado Francisco March, que es su presidente. March ha echado la vista atrás. "Estamos aquí a partir de la ILP que surgió de nuestra federación. En 2011 recogimos 600.000 firmas para la Iniciativa Legislativa Popular, sólo en Cataluña se obtuvieron 150.000". "La prohibición es un claro acto de perversión democrática. Se niega la libertad de elección y se han perdido muchos puestos de trabajo. No somos libres", se ha quejado. "La victoria", ha recalcado, "será nuestra. Los toros volverán a Cataluña. Hablamos de libertad", ha indicado con vehemencia.

Para la recogida de firmas la Fundación se ha apoyado, entre otras asociaciones, en la Unión de Federaciones Taurinas de Aficionados de España, la UFTAE. Jorge Fajardo, su presidente, ha explicado a EL ESPAÑOL, que está "orgulloso del tejido asociativo en torno al toro". El proceso se ha llevado a cabo durante los meses de verano. "La gente suele estar más desconectada, y aunque vayan a los toros, hay que presionarles mucho", ha indicado. "Además, como había que imprimirlo y mandarlo no era tan fácil". Al final, el resultado ha sido positiva. "Muchos eran reacios a dar sus datos personales, no querían poner ni el DNI, pero hemos conseguido que la respuesta sea importante. Ojalá sirva". En el acto han estado presentes el director general de la Fundación, Borja Cardelús, y un grupo de aficionados.