Andrés Roca Rey

Campuzano: "Roca Rey no recuerda nada"

El apoderado del torero revelación explica el estado del joven, ingresado en Málaga después de sufrir una fuerte voltereta en el quinto festejo de feria. "Lo importante es descartar heridas internas".

Roca Rey durante el quinto festejo de la feria.

Roca Rey durante el quinto festejo de la feria. FIT

  1. Andrés Roca Rey
  2. Toreros

Roca Rey, el torero peruano, ha sido trasladado a planta del Hospital Parque San Antonio de Málaga después de pasar la noche en la UVI, según ha confirmado a este diario José Antonio Campuzano, su apoderado.

El joven que está revolucionando la temporada taurina ha sufrido este jueves en Málaga, durante la lidia del tercer toro de Garcigrande, una fuerte voltereta. "Ahora está estable. Lo han subido a planta y le repetirán los escáneres que ya le hicieron anoche", explica el matador de toros retirado. "Ha perdido la consciencia. No recuerda nada de lo que sucedió en la plaza", afirma Campuzano.

El pitonazo fue directo a la barriga. En el suelo, alcanzó la cabeza y la cara. "El golpe en el abdomen y la cabeza es tremendo", dice el apoderado. "Lo cogió muy seco. Le ha dado por todos lados. Ha perdido dos dientes, tiene ocho o diez puntos". En el ruedo de la Malagueta se vivieron momentos muy intensos. "Lo llevamos a la enfermería, vimos que no había cornada externa y no pudimos retenerlo. Quería salir. Volvió y estuvo cumbre con el toro pero pinchó. Antes de entrar a matar la tercera vez se desmayó y volvimos a la enfermería. Fue heroico. Desde allí se le trasladó al hospital". "Lo urgente era descartar", continua, "cualquier cornada interna. Los médicos temían que tuviera una arteria importante partida".

El parte médico habla de "politraumatismos". También describe dos heridas por asta de toro. Una "contusa en el abdomen" y otra "inciso contusa de 2 centímetros en el labio superior". Las pruebas realizadas en el hospital descartaron cualquier herida interna grave. "Pero se las van a hacer otra vez. Hasta mañana no sabremos nada. Van a repetir todo el proceso".

Mientras, Roca Rey espera. "Él está bien. No recuerda nada. La inflamación de la cabeza va bajando. Los doctores estarán pendientes de su evolución en las próximas horas". ¿El tiempo de baja? "De una cornada se recupera en siete u ocho días. Es más complicado. Aquí hay que esperar. La corrida de mañana la perdemos. Hasta que no tengamos los nuevos resultados no decidiremos nada".