Jóvenes

Grandes ilusiones

Le temblaba la voz y los labios. Tal vez era por el frío que nos congelaba a todos en Trocadero. Me pidió una foto “para su madre” con la timidez...