Los protagonistas de Sense8

Los protagonistas de Sense8

Netflix

Toneladas de nueces y cajas de plátanos: campañas locas con las que los fans salvaron series

En la Jungla. Netflix anunció la cancelación de Sense8, pero ante la reacción de los fans, ha anunciado un capítulo doble en el que terminará la historia. No es la primera vez que los fans salvan una serie con sus campañas.

Javier Elío

Como todo producto de las hermanas Wachowski, Sense8 fue recibida con opiniones divididas. Estrenada el 5 de julio de 2015, narra la historia de ocho personas que, a pesar de estar en distintas partes del mundo, están conectadas mental y emocionalmente por las visiones de la muerte de una mujer. Aunque no ha gozado de la popularidad de otras series desarrolladas por la plataforma de streaming, si logró una base de seguidores muy fieles, que ante la cancelación de la serie ha tomado Internet al asalto para protestar.

Armados con hashtags como #BringBackSense8 o #RenewSense8, reclamaron a Netflix que diera una segunda oportunidad a la serie creada por las directoras de Matrix. Aunque no ha sido suficiente para lograr una tercera temporada, al menos sí tendrán un capítulo final de dos horas que servirá para atar cabos sueltos y dar un final a las tramas.

A falta de grandes audiencias, una base activa de fans puede ser lo mejor que le puede pasar a una serie. Repasamos algunos casos en los que una campaña de los seguidores ha logrado salvar una historia televisiva.

Star Trek

Probablemente sorprenda que una de las franquicias más renombradas de la ciencia ficción fuera, en su momento, salvada por los fans -posiblemente el primer caso de este tipo-. Pero lo cierto es que los viajes de la nave Enterprise no tuvieron el más fácil de los inicios. Las audiencias de sus dos primeras temporadas no fueron gran cosa y, al terminar la segunda comenzaron los rumores de su cancelación. Los fans -recordemos, era 1968, no había ni sombra de las redes sociales- organizaron una campaña enviando cartas a la la NBC y organizando diversas manifestaciones de hasta 200 personas frente a distintas sedes del canal con carteles como "Poder vulcano"

Ante esto, la NBC negó los rumores y renovó la serie por una tercera temporada. Eso sí, con un gran recorte en el presupuesto y moviéndola a la noche del viernes (conocida como "la franja de la muerte"). Tras esta temporada -con capítulos de muy baja calidad-, la NBC canceló la serie. Sin embargo, esta tercera temporada hizo que se superasen los 100 capítulos, lo que permitía a la cadena distribuir derechos de reemisiones en cadenas locales. Estas reposiciones sí tuvieron un sorprendente éxito, y tras el fenómeno Star Wars en 1977, Paramount decidió recuperar la franquicia y lanzar una serie de películas, además de dar pie a una continuación televisiva, la fantástica Star Trek: la nueva generación, cimentando la franquicia que hoy conocemos.

Arrested Development

Una de las mejores comedias de las últimas décadas jamás tuvo el apoyo de la audiencia que su calidad merecía. Con un reparto que incluía a unos entonces casi desconocidos Michael Cera o Jason Bateman, Fox perdonó la vida de milagro a la serie tras la primera temporada, y decidió sacar el hacha.

Sin embargo, los fans reaccionaron. Era 2006 y todavía no había redes sociales, pero sí correo electrónico. Además de intentar colapsar las bandejas de entrada de Fox, algunos fans llegaron a enviar cajas de plátanos -negocio del que sobrevivían los Bluth, protagonistas de la serie-. Esto permitió a la serie vivir un año más, para ser cancelada a final de la tercera temporada.

Las buenas ventas en DVD y las reproducciones Netflix llevaron a la plataforma de streaming a producir una cuarta temporada en 2013, sin embargo la magia se había perdido y calidad era muy baja y cuando se anunció que no habría cuarta temporada, nadie protestó.

Jericho

Una de esas series que nacieron bajo la sombra de Perdidos y que trataban de replicar el esquema, creando muchos misterios y respondiendo pocos y poco a poco. Ambientada en un Estados Unidos arrasado por explosiones nucleares de origen desconocido, su audiencia bajó durante la segunda parte de la primera temporada, tras un parón de varias semanas. 

La temporada acabó con un cliffhanger, en el que exigían al protagonista que rindiese la ciudad, a lo que este respondía "nuts" (expresión que significa nueces en inglés, pero que también se usa para decir "cojones"). La CBS canceló la serie, pero los fans crearon una web en la que se reclamaba que enviasen nueces a la cadena para reclamar la continuidad de la serie. ¿El resultado? Nueve toneladas de nueces y una segunda temporada de Jericho, tras la que sería definitivamente cancelada.

Friday Night Lights

Ambientada en el fútbol americano estatal, Friday Night Lights estuvo a punto de ser cancelada tras su segunda temporada en 2008. Sin embargo, siguiendo el ejemplo de los seguidores de Jericho y Arrested Development, sus fans optaron por enviar a la cadena NBC bombillas y gotas para los ojos.

Las bombillas son fáciles de explicar, una referencia directa al título de la serie. Las gotas para ojos se debían al slogan del equipo protagonista "Ojos claros, corazón lleno, no se puede perder". Además, los fans enviaron a los soldados americanos en el extranjero 20.000 balones de fútbol americano y copias de los DVDs de la serie. Esta muestra fue suficiente para que la NBC mantuviera en antena la serie cinco temporadas hasta su cancelación en 2010.

Roswell

Ambientada en la ciudad de Nuevo Mexico en la que la leyenda cuenta que se estrelló un ovni en 1947, estaba protagonizada por un grupo de adolescentes mitad humanos y mitad alienígenas. La serie, estrenada en 1999, nunca tuvo una gran audiencia, por lo que los fans tuvieron que hacer de las suyas para que WB la mantuviera en antena.

Tras una primera temporada en la que los capítulos autoconclusivos centrados en las relaciones adolescentes no lograran muy buenos números, los fans iniciaron una campaña en la que se enviaron 3.000 botellas de tabasco -el condimento favorito de los protagonistas- lograron que la cadena diera una segunda oportunidad a la serie, fichando a Ronald D. Moore -guionista y productor de Star Trek La nueva generación y más tarde creador del remake Battlestar Galactica-. Sin embargo, el giro hacia la ciencia ficción tampoco acabó de funcionar y Roswell fue cancelada tras su tercera temporada en 2001.