Mascotas

¿Mala suerte de qué? La increíble historia del felino que demuestra que 15 vidas tiene un gato

En la jungla. El dueño de The Bear ha recopilado en un divertido tuit las veces que su gato ha sorteado las garras de la muerte.

Se llama The Bear y ha sabido salir airoso de más de un problema.

Se llama The Bear y ha sabido salir airoso de más de un problema. Twitter

  1. Mascotas
  2. Gatos
  3. Twitter
  4. Supersticiones
  5. Tiroides

Dice la superstición que los gatos tienen siete vidas. Aquí, en nuestro país, en Italia o en México, porque en los países anglosajones les dan hasta nueve oportunidades para pasar todo tipo de tropelías sin apenas llevarse un rasguño.

Sin embargo, esta no es una creencia puramente british. Lo de las nueve vidas proviene del antiguo Egipto, donde los felinos eran considerados animales sagrados. La cantidad de posibilidades de evitar la muerte se le atribuyen al dios del sol Atum-Ra quien se transformó en gato para poder entrar en el mundo de las tinieblas y, con el objetivo de salvaguardar su nueva apariencia gatuna, se dotó a sí mismo de nueve vidas.

Mi gato de 21 años, The Bear, ha superado las 15 vidas (al menos de las que soy consciente)

¿Por qué en España les quitamos dos? En nuestra cultura la afirmación popular deriva de creencias esotéricas: tradicionalmente el número siete se considera de buena suerte porque ser “una trinidad de trinidades”. La resistencia y fortaleza de estos animales que siempre caen de pie les premió con ese “mágico” número siete de vidas.

Pero este simpático gato negro llamado The Bear supera con creces la media. Al menos así lo asegura su dueño, quien ha enumerado todas las formas en las que su felino ha sido capaz de engañar a la muerte.

“Las 15 vidas de mi gato de 21 años (al menos de las que soy consciente)”, presenta Tom Cox en su perfil de Twitter.

1. Cuando su dueño le lanzó al arcén de la autopista metido en una bolsa de plástico.

2. Cuando se le cayó la mayor parte del pelo porque era alérgico a las pulgas.

3. Cuando se le volvió a caer la mayor parte del pelo porque era alérgico al tratamiento antipulgas.

4. Cuando escapó de mi antiguo piso en Londres, estuvo fuera más de un mes y volvió oliendo a muerto y a repollo.

5. El día en que se intoxicó con monóxido de carbono.

6. El día que mi otro gato, algo más travieso, cerró la tapa de la caja de cartón en la que estaba dormido y luego saltó sobre ella.

7. Cuando un gato salvaje le rajó en sus orejas y garganta.

Twitter

8. El día en que desarrolló asma, por culpa de aquel agujero en su garganta.

9. Cuando Biscuit, la vieja gata de mi antigua vecina de al lado, le rompió el corazón al rechazar sus sutiles insinuaciones.

10. Cuando, no sé muy bien cómo, terminó en el otro lado del río que había al lado de mi antigua casa, a pesar de que no había ningún puente.

11. Cuando le salió una glándula tiroides hiperactiva.

12. El día en que se cayó al fondo del estanque de mi jardín.

13. Cuando casi se muere porque le salió un absceso en el tímpano.

14. Cuando, poco después de que le diagnosticasen cáncer, la enfermedad desapareció a los pocos días.

15. Anoche, cuando en un pico de ira salió de casa en medio de una gran tormenta, y la gatera se quedó sin batería bloqueándole el acceso durante un par de horas, hasta que me di cuenta y lo rescaté.

Twitter

El tuit acumula más de 2.800 me gusta y ha sido retuiteado cerca de 950 veces. Pero no es el primer éxito relatando historias gatunas del joven británico.

Cox es autor de una serie de libros que narran las aventuras de The Bear y sus otros tres gatos. En ellas explica algunas de las anécdotas en las que el felino de más de veinte años y sus compañeros de batalla han sorteado las garras de la muerte, siendo el protagonista de este tuit el que más veces lo ha logrado. Ni una intoxicación con monóxido de carbono, varios ataques felinos, plagas de pulgas o el desamor han podido con The Bear.

Twitter