Accidentes de tráfico

“Perdonad por ser tan estúpido”: sufre un accidente de moto y usa el móvil para grabar su despedida

En la jungla. No pudo llamar a los servicios de urgencias y optó por filmar un 'último adiós' para sus seres queridos.  

Kevin Diepenbrock se despide de su familia ensangrentado y medio inconsciente.

Kevin Diepenbrock se despide de su familia ensangrentado y medio inconsciente. YouTube

  1. Accidentes de tráfico
  2. Muertes
  3. Telefonía
  4. Movilidad
  5. Vídeos
  6. Selfi

Conocemos la importancia de guardar en nuestra agenda digital a nuestra persona de contacto con un ‘AA’ delante, jamás se nos olvidan los tres dígitos del número de Emergencias e incluso, especialmente aquellos que han pasado por la criba del examen teórico del carnet de conducir, sabemos que ante cualquier incidente en carretera hay que actuar según la Regla PAS (proteger, alertar y socorrer). Teniendo en cuenta que los fallecidos se siguen contando por miles cada año, cualquier información es básica.

Tratamos de asimilar y memorizar las medidas preventivas que deben llevarse a cabo, pero cuando nos vemos involucrados en un accidente de tráfico nuestras reacciones pueden ser tan sorprendentes como contraproducentes. Es el caso del motorista estadounidense Kevin Diepenbrock quien se ha hecho viral por su inesperado comportamiento al convertirse en protagonista de una tragedia en carretera.

Solo quería decir que os quiero, perdonad por ser tan estúpido. Mamá y papá os quiero. Courtney, te amo. Cuidaos todos. Tengo la columna rota. Cuiden a mis cachorros

Hace apenas unos días viajaba en compañía de su amigo Phillip Polito por una carretera poco transitada de Texas, cuando sufrieron un aparatoso accidente. Polito falleció en el acto y Diepenbrock voló por los aires hasta quedar tendido en el suelo en un lugar algo apartado de la zona de la colisión y bastante oculto a simple vista.

“Traté de moverme un poco. Me acomodé sobre la espalda pero sentí mucho dolor. No pude más. Y me quedé inmóvil”, relataba en una entrevista en Knoxville News Sentinel. Con un pulmón perforado, varias costillas rotas y una importante fractura espinal, Kevin vio claro que se avecinaba el fin y pensó que era entonces o nunca cuando podía despedirse de sus familiares y amigos.

A duras penas cogió su smartphone, lo colocó en ‘modo selfi’ y comenzó a grabar: “Solo quería decir que os quiero, perdonad por ser tan estúpido. Mamá y papá os quiero. Courtney, te amo. Cuidaos todos. Tengo la columna rota. Cuiden a mis cachorros”, decía en el impactante vídeo que, como era de esperar, se hizo viral pocas horas después de que fuese finalmente rescatado por un equipo de ayuda en carretera que localizó su cuerpo cerca del lugar del accidente.

Claro que muchos se preguntan cómo no se le ocurrió –de la que enfocaba su rostro en plena agonía de dolor– utilizar el teléfono para llamar a los servicios de urgencias y que acudiesen a socorrerle. La realidad es que tampoco tenía cobertura y al motorista no le quedaba otra que lamentarse del dolor y grabarse mientras caía la fría noche, la que creía iba a ser su última noche.

El vídeo del motorista se ha vuelto viral en medio mundo y acumula tantos mensajes de apoyo como críticas por retransmitir una ardua agonía que podía haber sido mortal

Tal y como asegura el accidentado, le extrañó mucho que nadie se parase para ayudarle o que al menos algún vehículo se preguntase qué había ocurrido. Le extrañó tanto que aprovechó para comentarlo en su extensa despedida añadiendo que, como a aquellas alturas le quedaba “poca batería”, iba a intentar conciliar el sueño a la espera de que “alguna patrulla” le encontrase.

Con más de 2 millones de reproducciones, el vídeo del motorista acumula tantos mensajes de apoyo como críticas por retransmitir una ardua agonía que podía haber sido mortal.