Pokémon

La Policía detiene a Pikachu en las Fiestas del Pilar

En la jungla. El rey de los Pokémon ha sido detenido este martes en Zaragoza. Y ojo, que no es el único personaje de dibujos que ha terminado en manos de la autoridad…

¿En qué se habrá metido el personaje?

¿En qué se habrá metido el personaje? Heraldo de Aragón

  1. Pokémon
  2. Fiestas del Pilar
  3. Dibujos animados

En plena celebración de las Fiestas del Pilar 2016, hoy la noticia del día para los zaragozanos poco tenía que ver con cachirulos, gigantes y cabezudos, la carpa del ternasco o la propia virgen del Pilar. Esta mañana el ‘Heraldo de Aragón’ amanecía con una noticia que ha dejado impactados, probablemente por su incredulidad, a los maños: Pikachu y Marshall se meten en líos en ‘los pilares’.

Al parecer, dos personas disfrazadas de Pikachu y Marshall, “dos de los héroes infantiles más traviesos” añaden con sorna en el artículo, han sido interceptadas en la zona de la Basílica del Pilar por agentes de la Policía Local que les ha pedido que se identificase. Divertida instantánea que la rapidez de Mestre ha hecho posible que se convierta en noticia.

Guillermo Mestre, fotógrafo del diario, ha sido el responsable de que estas curiosas imágenes lleguen a nuestras retinas (en las que se quedarán, probablemente, durante mucho mucho tiempo).

Decenas de zaragozanos compartían en redes sociales la inesperada estampa sin llegar a creerse que se trataba de una noticia real. Pero lo era.

Otras reyertas de los héroes de infancia

Cada día es más habitual toparte con algunos de los personajes de los dibujos animados ‘en carne y hueso’ -por no decir, ‘en tela de peluche y gomaspuma’- paseándose por las plazas y calles de las grandes ciudades.

Estos atractivos visuales para los niños y viandantes pasan tantas horas ocupando sitios estratégicos de las urbes que en ocasiones, como cualquier hijo de vecino, acaban discutiendo con sus compañeros de trabajo. Claro que el calor del uniforme, estar en la vía pública y los nombres de los muñecos a los que dan vida, no ayudan a que sus peleas suenen como algo normal.

Así ocurrió con cuando los muñecos gigante de Hello Kitty y Bob Esponja se liaron a tortazos en mitad de la Puerta del Sol delante de decenas de espectadores que no daban crédito a lo que veían. Tal y cómo informó en su momento ‘El Mundo’, “la 'lucha' diaria que mantienen estos trabajadores por conseguir el mejor sitio de la plaza para hacerse fotos con los visitantes” fue el detonante de la disputa. Horas y horas de espera para conseguir el hueco ideal puede ser fundamental para hacer una buena o mala recaudación y la usurpación del mismo no es ninguna broma.

Más divertido aún sonó el momento en el que Bob Esponja medió, también en la madrileña plaza, en una pelea entre quienes ‘encarnaban’ a Minnie Mouse y Dora la Exploradora. “En un primer momento la cómica situación no pasó a mayores gracias a la no menos cómica mediación de Bob Esponja y su compañero de aventuras Patricio”, relataban en el diario ‘Qué’. Ante la atónita mirada del público circundante, el que vive en una piña debajo del mar y su Sancho Panza separaron a los personajes de dibujos animados Disney y consiguieron frenar la pelea.

Algo más costó separar al matrimonio Mouse. Minnie y Mickey se enzarzaron en una inenarrable pelea que fue grabada en directo por uno de los transeúntes que se topó con la anodina escena. 

Claro que, pese a lo curioso de las situaciones y los irrisorios titulares en que derivan, parece que pocos se han planteado el pequeño trauma infantil que puede suponer para los menores ver unas imágenes en las que sus ídolos pierden completamente los papeles.