Chantajes

“Acéptame como soy”: el mensaje desesperado de una madre a su hijo en redes sociales

En la jungla. Su hijo la bloquea por “cursi” y ella se las ingenia para que miles de usuarios apoyen su campaña para volver a ser “amigos”.

Alexandra suplicando clemencia a su hijo.

Alexandra suplicando clemencia a su hijo. Twitter

  1. Chantajes
  2. Redes sociales
  3. Maternidad
  4. Facebook

Frase manida donde las haya, aquello de que 'los tiempos cambian a toda velocidad' es cada día más tangible. Y no hablamos del abismo entre las condiciones laborales de ahora y las de hace treinta años, ni del actual precio desorbitado de alquileres o compras viviendas ni, por supuesto, de los bajos índices de maternidad y paternidad entre la población joven por la generalizada ausencia de una economía familiar sostenible. No. En este caso hablamos de cómo ha cambiado la forma de comunicarnos con nuestros padres.

Antes, los más curiosos o desconfiados podían echar mano de los diarios de sus primogénitos para informarse o dar una visual al corcho de sus dormitorios para fichar a las nuevas amistades de sus retoños. Ni qué decir que, una vez abandonado el nido, con una simple y breve llamada telefónica teníamos el comunicado oficial sobre nuestro día a día más que cubierto.

La imagen de la mamá triste se hizo viral y en pocas horas alcanzó más de 3.600 retuits

Pero hoy los padres y madres del mundo quieren saber, y tienen muchas más vías: WhatsApp, Facebook, Twitter, Instagram, Skype… Las redes sociales ponen a su alcance la posibilidad de estar al tanto de lo que dicen o hacen sus hijos e interactuar con ellos simplemente con hacer un click. Hasta que alguien les para los pies.

Así hizo el hijo de Alexandra Cardenas que, cansado del “acoso” a sus estados, imágenes y opiniones y de la constante “cursilería” de su madre en diferentes plataformas en las que eran “amigos”, optó por bloquearla en sus redes sociales.

Y hubo revancha.

La madre compartió una fotografía en su cuenta de Twitter en la que aparece con un cartel en el que suplica “¡Acéptame como soy! Desbloquéame de FB mijo, por fa” añadiendo que si aquella imagen conseguía 200 retuits su hijo la desbloquearía de Facebook.

Como cabría esperar, teniendo en cuenta que ayudar a esta madre de la que su hijo aseguraba sentir vergüenza apenas costaba dar a un botón para hacer retuit en su publicación, la imagen de la mamá triste se hizo viral y en pocas horas consiguió el objetivo que ya ha superado con creces, alcanzando los 3.600 retuits.

Una vez conseguido el objetivo Alexandra quiso dar las gracias a los usuarios que habían tomado partido a su favor con la imagen de la reconciliación con su hijo. “Ya la desbloqueé”, reza el cartel que en este caso porta el primogénito de la internauta, quien probablemente se lo piense mejor la próxima vez que quiera mantener a su madre al margen de sus quehaceres en redes sociales si no quiere que medio planeta opine sobre esta relación maternofilial.