Carlos Herrera

Lo que ocurre si llamas cuñado a Pérez-Reverte: "Podría ser su padre, pregunte en casa"

En la jungla. El escritor cartagenero vuelve a liarla en las redes sociales tras entrar al trapo de un usuario que lo descalificaba.

El escritor y periodista Arturo Pérez-Reverte durante una conferencia.

El escritor y periodista Arturo Pérez-Reverte durante una conferencia. Efe

  1. Carlos Herrera
  2. Arturo Pérez-Reverte
  3. Twitter
  4. Redes sociales

Arturo Pérez-Reverte la ha vuelto a liar en las redes sociales. El escritor cartagenero, que cuenta con más de un millón y medio de fervientes seguidores en su cuenta de Twitter, no pasa precisamente desapercibido con cada opinión que publica en la red de microblogging. Sin embargo, esta vez parece haberse pasado de fuerza.

Un usuario, José A. Martínez, lanzaba este martes un tuit en el que calificaba al periodista Carlos Herrera como "cuñado supremo, por encima de Pérez-Reverte". El joven murciano utilizaba la arroba para aludir a ambos protagonistas y asegurarse de que su mensaje apareciese en las notificaciones de los dos protagonistas. 

La respuesta del presentador de Herrera en COPE no se hacía esperar, entrando al trapo y calificando a este usuario anónimo de "cretino supremo".

Sin embargo, la respuesta del autor de El Capitán Alatriste ha sido mucho más airada y fuera de tono. El cartagenero, directamente, ha insinuado que tanto Carlos Herrera como él podrían ser sus padres, no precisamente por la edad (que también), sino cuestionando su paternidad. "Más que sus cuñados podría ser que Carlos o yo fuéramos su verdadero padre. Pregunte en casa, hijo mío. Pregunte", ha respondido.

Rápidamente, decenas de usuarios se han hecho eco del tuit del académico y le han afeado la respuesta. Éste, lejos de retractarse ha seguido con su actividad normal en la red social.

Otros, en cambio, se han tomado con sorna la contestación.

Esta no es la primera vez que los calificativos de "cuñado" recaen en el académico y en Carlos Herrera. De hecho, es bastante habitual que ambos sean acusados de ello. El vaso, sin embargo, estaba a punto de colmarse y hoy ha sido cuando ha acabado rebosando.