Elecciones Generales 2016

La Red hace épica la fotografía de Rajoy en el campo de alcachofas

En la jungla. El posado "emocionado" del candidato del PP con alcachofas hasta la cintura inspira montajes cinematográficos.

Rajoy convertido en el protagonista de Gladiator.

Rajoy convertido en el protagonista de Gladiator. Twitter

  1. Elecciones Generales 2016
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. 26-J
  4. Campaña electoral
  5. PP Partido Popular
  6. Redes sociales

Las redes sociales son poco clementes con los políticos; con el presidente del Gobierno, todavía menos. El titular jocoso de la jornada de campaña del miércoles lo daba el candidato del PP, Mariano Rajoy, confesándose "emocionado" en su visita a un campo de alcachofas en Tudela. Las imágenes que acompañan al acto no hacen desdoro: le muestran sosteniendo la hortaliza "como si fuera el corazón de España o la calavera de Hamlet", en palabras del director de EL ESPAÑOL.

La obra maestra es sin duda la fotografía de campaña que muestra al presidente en funciones con las manos en el bolsillo y sumergido en el verdor de la plantación con la mirada perdida en el horizonte. Quizás Rajoy haya logrado transmitir algo de la emoción que le embargaba, porque en esta ocasión la inspiración de los tuiteros, si bien siempre irónica, lo ha elevado a protagonista de los grandes hitos del cine.

Así, la imagen de Rajoy ha traído al recuerdo grandes superproducciones en la que grandes plantaciones jugaban un papel argumental, tales como Interstellar, Gladiator o Campo de sueños.

Disfrutamos sin embargo de la edad dorada de la ficción en la televisión, y la imagen de Rajoy ha resultado digna de las series policíacas de mayor prestigio, Narcos y True Detective.

Sin embargo el asunto ha tomado pronto un giro escalofriante. Es bien sabido que los sembrados son el territorio de caza predilecto de los asesinos en serie de las películas de terror.

Para calmar los ánimos tras el susto descubrimos que también hay banda sonora, típicamente española como cabía esperar.

Sin embargo no podemos olvidar que estamos en campaña electoral y hay quien le saca interpretaciones políticas a la composición.

Incluso encontramos algún crossover con la foto mucho menos agraciada de Rajoy engullendo un helado en Granada que se filtró en la noche del martes. 

Pero que nada impida que esta escena encuentre su lugar entre los clásicos.