Andalucía

El resbalón de Podemos Andalucía al reclamar el agua garantizada

En la jungla. Teresa Rodríguez se lía con la métrica al plantear la ley de suministros mínimos obligatorios.

Teresa Rodrígues interviene en el Pleno del Parlamento Andaluz.

Teresa Rodrígues interviene en el Pleno del Parlamento Andaluz. Twitter

  1. Andalucía
  2. Teresa Rodríguez
  3. Podemos
  4. Agua

La corriente anticapitalista de Podemos, que tiene a la líder andaluza Teresa Rodríguez como una de sus principales referencias, ha visto en la alianza con Izquierda Unida de cara al 26-J una oportunidad para reivindicar la sensibilidad más izquierdista de la formación. Lo han hecho emitiendo un comunicado que llama a conquistar el poder para la clase trabajadora y aprovechando el Pleno del Parlamento andaluz el pasado martes para recuperar su reivindicación de una ley de suministros básicos garantizados.

Podemos Andalucía concurrió a las elecciones autonómicas con una propuesta de "medidas especiales de protección a los andaluces que prohíban el corte de suministros básicos de agua, luz y gas en condiciones adversas que supongan un peligro para la salud o la vida". Rodríguez retomó en la sesión que abordaba la ley en defensa de consumidores hipotecarios para reclamar una legislación más amplia, pero fue en la descripción concreta de la asignación de agua en donde se produce la confusión.

"Cambien el reglamento del ciclo del agua para que prohíba el corte de suministro a los pobres hídricos" - dice Rodríguez en la intervención subida por la propia cuenta de Podemos Andalucía a Twitter. "Y suministro mínimo vital de tres metros cuadrados de agua, que son cien litros por persona y día garantizados para todos los andaluces y andaluzas".

Los usuarios de las redes no han tardado en evidenciar el error con la unidad métrica. El agua no se mide en metros cuadrados, una medida de superficie, sino en cúbicos, medida de volumen. Han hecho los cálculos además para que las cuentas de Rodríguez salgan: debe tratarse de tres metros cúbicos al mes, que dan un total de 3.000 litros, para que pueda suministrarse a un habitante de Andalucía los 100 litros diarios que promete.

¿Reclamar 100 litros por persona y día es demasiado? En este caso la OMS se inclina por dar la razón a Podemos. Esa cifra es la mínima para garantizar el mínimo de subsistencia e higiene para un individuo, por debajo se entra en condiciones de emergencia. Es fácil de imaginar considerando que en una sola ducha se van de media 50 litros de agua.