Kayla Itsines

He perdido 1,6 kilos en dos semanas con el método Kayla Itsines y no he dejado de comer

En la jungla. Una de las cosas que más me llamó la atención del reto #BBG fue la alimentación. Solamente me he privado de lo obvio: bollos, chucherías y fritanga.

Zancadas para llegar al verano con los glúteos duros

Zancadas para llegar al verano con los glúteos duros Silvia P. Cabeza

  1. Kayla Itsines
  2. Gimnasia
  3. Operación bikini
  4. Ejercicio físico

Cuando empecé el método de entrenamiento de Kayla Itsines hace 14 días no podía imaginar lo enganchada que iba a estar a estas alturas. El primer día fue horrible: agujetas, pulmones ardiendo y gotas de sudor cayendo por los ojos. Nada más empezar la tercera semana me siento bien, me pongo vestidos ajustados y empiezo a ver los primeros resultados: la tripa empieza a menguar, los brazos van tomando forma y ya no siento tanto dolor muscular.

En estas dos primeras semanas no he descuidado la alimentación. Puedo confirmar que estoy más pendiente de ella que de otra cosa. Muchas personas me han preguntado por la lista de alimentos que tiene esta aplicación. Por motivos legales no puedo reproducir íntegramente los platos que Kayla establece para cada día de la semana. Si hiciera eso, le estropearía el negocio y no me apetece enfrentarme a ella.

Este miércoles desayuné unas tostadas de aguacate y tomate, de tentempié bebí un batido de plátano y de almuerzo una ensalada de arroz integral con atún cuya receta compartí en nuestro Instagram. De merienda tuve bocaditos de verdura con salsa tzatziki casera y de cena un plato de pasta con ternera.

En ningún lugar dice que deba ser ecológica ni que deba cocinarse con aceite de coco. Es más, la mantequilla de cacahuete, los huevos, el queso y los plátanos están muy presentes en esta “dieta”. Sí es verdad que, al principio, cuando te descargas la aplicación y pagas los 54,99 euros del método, puedes elegir el tipo de alimentación que quieres seguir. Yo puse la estándar. Ya tuve bastante con esto de Gisele Bündchen. El resto de dietas son: pescetariana, vegetariana, lacto vegetariana, ovo vegetariana y vegana.

El 4 de mayo, día en que comencé con esto, pesaba 63,8 kilos. La mañana del miércoles 18 de mayo la báscula marcaba 62,2 kilogramos. No he dejado de comer fruta, verdura o carne en estas dos semanas y me siento con más energía y confiada. Quizá esto del #BBG se me está pegando y me estoy enganchando. Os dejo un vídeo en el que muestro cómo son los ejercicios del método Kayla. Sólo quedan 9 semanas para terminar.