MH17: Tragedia aérea en Ucrania

"Mataron a nuestros tres hijos, pero Violet demuestra que el amor es más fuerte que el odio"

Los Maslin perdieron a sus niños en la tragedia aérea de Ucrania. Transformaron su dolor en el más bello homenaje a ser padres. Australia recibe conmovida el anuncio del nacimiento de su bebé. 

A la izquierda, Mo, Evie y Otis Maslin; a la derecha, su hermana Violet.

A la izquierda, Mo, Evie y Otis Maslin; a la derecha, su hermana Violet.

  1. Australia
  2. Accidentes aéreos
  3. Ucrania

Para Australia, Violet Maslin es el bebé de la esperanza. El propio Departamento de Exteriores se ha encargado de distribuir a través de las redes el comunicado de su nacimiento. El bebé no conocerá a sus tres hermanos mayores: Mo, Evie y Otis murieron junto a su abuelo en el fatídico vuelo MH17 derribado sobre Ucrania. Ahora, todo un país comparte la melancólica alegría de sus padres.

"Violet May Maslin ha venido al mundo el martes 10 de mayo, trayendo consigo amor y luz, esperanza y alegría" - cuentan Marite 'Rin' Norris y Anthony Maslin, residentes en Perth, en el texto que se ha publicado en Facebook.

"Nuestros tres inocentes, hermosos e inspiradores hijos fueron asesinados junto a su abuelo, Nick Norris" - continúa el comunicado. El 17 de julio de 2014, el vuelo de Malasian Airlines que hacía el trayecto Ámsterdam - Kuala Lumpur fue derribado por un misil sobre Ucrania. Aunque occidente responsabilizó a los separatistas apoyados por Rusia, Moscú siempre lo ha atribuido al ejército de Kiev.

"Creemos que Mo, cuyo 14 cumpleaños hubiera sido el sábado; Evie, que hubiera cumplido 12 años el mes que viene; Otis, que habría cumplido 10 el mes que viene; y el abuelo Nick nos han enviado un regalo maravilloso. El nacimiento de Violet es el testimonio de nuestra creencia en que el amor es más fuerte que el odio".

"Todavía vivimos con dolor, pero Violet, y el saber que nuestros cuatro hijos estarán siempre con nosotros, ha traído luz a nuestra oscuridad".

"Seguiremos queriendo a nuestros cuatro hijos de forma equivalente. Violet nos ha traído esperanza y alegría. Esperamos que os traiga esperanza y alegría a vosotros también".

Otis, Mo y Evie Maslin.

Otis, Mo y Evie Maslin.

La despedida que conmovió a una nación

Más de 1.000 personas asistieron al funeral por Mo, Evie y Otis, y los medios australianos ha perpetuado las palabras que pronunciaron sus padres aquel día, un bellísmo homenaje a los pequeños y al hecho de ser padre. La ternura, el ánimo y, sobre todo, la total ausencia de ira en su eulogía tocaron en lo más profundo a los australianos.

"Durante 12 años, dos meses y 11 días, mi vida fue infinitamente bendecida por la existencia de mi hijo mayor, Mo Robert Anderson Maslin, 'Mo man', 'El Nota'. Su dulzura, su increíble belleza y su inteligencia brillaba más que las estrellas. Le pido que me ayude ahora con su genial facilidad para hablar en público."

"Durante 10 años y dos meses exactos la dulzura de mi vida se intensificó con la presencia de mi princesa, Evie Coco Anne Maslin, 'Sweet-pea', 'Evie-girl'. La enormidad de su fuerza y los regalos de su profunda sensibilidad, amor y cariño eran tan infinitos como el universo. Le pido que me ayude ahora con su fuerza."

"Durante ocho años, un mes y trece días tuve la fortuna fenomenal de ser la madre de Otis Samuel Frederick Maslin, alias 'Otie-Bob', 'Bobbie', 'Timmy', 'Otie' y 'Doug'. El cachorrito cuyas alucinantes habilidades sociales, fantástica risa y chiflado humor impredecible conquistaba a todos los que conocía. Su diferente sistema mental era sabio por encima de su edad. Le pido que me ayude ahora con su manera única y diferente de percibir el mundo."

"Mis tres hijos llenaron mi mundo con una alegría similar a un gigantesco globo lleno de piruletas, risas, sol y una indescriptible alegría. Llenaron mi alma de satisfacción y humilde orgullo. Llenaron mi mente de preguntas, respuestas, valores, belleza y alegría".

"Me enseñaron tanto, estos pequeños y sabios maestros. Me enseñaron los nombres de los jugadores de los Dockers y las normas de la AFL. Me enseñaron a hablar en chino y los nombres de todas las capitales del mundo".

"Me enseñaron cuáles son los edificios más altos del mundo y los nombres de los dioses griegos. Me enseñaron cuáles son las banderas del mundo, cómo trepar a los árboles, cuáles son los sabores de los helados de Ben and Jerry y que las patatas fritas en los batidos saben bastante bien".

"Me enseñaron a elegir mis batallas, a ser tranquila y a no ponerles en evidencia. Me enseñaron a hacer pulseras, a tocar la guitarra y a apreciar las dunas igual que el océano... que leer no es la única forma de aprender".

"Me enseñaron a cantar cada día y a reírme de mí misma".

"Me enseñaron que la mantequilla no tiene por qué extenderse por toda la tostada y que si Otis se pone los pantalones al revés: Mamá, no importa".

Rin Norris y Anthony Maslin en un homenaje a sus hijos durante un partido de los Dockers, en Perth.

Rin Norris y Anthony Maslin en un homenaje a sus hijos durante un partido de los Dockers, en Perth.