Redes sociales

Qué hay de cierto en que Facebook penaliza a los medios de derechas

En la jungla. Un exempleado asegura que las noticias de medios conservadores fueron filtradas. La red de Mark Zuckerberg lo niega.

El módulo de Tendencias selecciona los temas noticiosos del momento.

El módulo de Tendencias selecciona los temas noticiosos del momento. Facebook

  1. Redes sociales
  2. Facebook
  3. Medios de comunicación

Más del 60% de los usuarios de Facebook en Estados Unidos lo utilizan para enterarse de las noticias. Pero, de ser ciertas las acusaciones que vierte el medio especializado Gizmodo, han estado recibiendo una información sesgada. Según una fuente interna, los responsables de la selección editorial han estado vetando deliberadamente temas y medios conservadores,, una revelación que ha provocado un considerable escándalo en pleno año electoral.

Las acusaciones se refieren al módulo de Tendencias que se encuentra activo en algunos de los países que usan la interfaz anglosajona de la red social, principalmente EEUU. En esta aplicación, que no se encuentra disponible en español, los usuarios pueden ver temas de actualidad seleccionados por un algoritmo en función de su popularidad en la Red y los gustos personales manifestados por cada cual. Se ofrece como un servicio similar a los 'Trending topics' de Twitter, pero más sofisticado.

Así, hechos como catástrofes, premios, deportistas o políticos aparecerán destacados como un titular y con una línea para poner en contexto de por qué están siendo populares en ese preciso momento. Al clicar uno de estos temas, se desplegará una selección de las noticias más relevantes proporcionadas por distintos medios. Ahí, según un periodista que trabajó en el desarrollo de esta aplicación y que ha solicitado a Gizmodo mantener el anonimato por miedo a represalias, se producía la manipulación.

El periodista, que se define de ideología conservadora, trabajaba como 'curador', una función editorial consistente en clasificar cuáles de estos temas agrupados automáticamente por el algoritmo eran periodísticamente válidos. Podría suceder que un tema popular fuera una falsa información o una broma, o que varios de estos temas correspondieran a una misma historia y por lo tanto procede unificarlos. Lo que observó este empleado es que algunos temas de interés para el público conservador eran directamente ignorados por los curadores. Y en caso de incluirse, se les obligaba a compensarlos con la versión de medios progresistas.

"Cuando entraba a trabajar descubría que temas de interés para el público conservador no estaban en Tendencias, ya fuera porque el curador no reconocía la noticia o porque tenía algún tipo de sesgo en contra de Ted Cruz", explica, en referencia al senador republicano. El candidato conservador Mitt Romney, el presentador de Fox News Glenn Beck o Chris Kyle, el American Sniper que llevó Clint Eastwood al cine, fueron así vetados.

Otra fuente consultada por Gizmodo confirmaba que los curadores procedieron en función de su propio sesgo ideológico. "Trabajábamos con subjetividad. Sólo dependía de quién fuera el curador y cuál fuera la hora del día" - explica. Sin embargo, no hay pruebas de que fueran directrices establecidas por la red social. En un comunicado emitido en respuesta a la información, Facebook asegura estar comprometido con la "neutralidad" y que su manual de estilo prohíbe específicamente privilegiar fuentes y puntos de vista unos por encima de otros.

En caso de haberse producido una merma del espectro ideológico informativo, por lo tanto, Facebook sería responsable por omisión. El partido Republicano ha exigido una investigación al respecto.

Un módulo "dopado"

Otra acusación vertida por la fuente de Gizmodo señala una instrucción directa por parte de Facebook para manipular el módulo de Tendencias, en este caso benigna: la de 'inyectar' noticias para que un tema periodístico apareciera destacado. "Nos dijeron que si veíamos una noticia que estuviera en la portada de diez sitios como la CNN, el New York Times y la BBC, podíamos inyectar el tema aunque no fuera una Tendencia natural".

El motivo respondería a la ansiedad de Facebook por competir con los medios tradicionales y Twitter para convertirse en el primer punto de acceso a las noticias en Internet. Si el algoritmo no detectaba un tema noticioso, los curadores estaban obligados a compensar e intervenir como en un medio tradicional. Las fuentes de Gizmodo admiten sin embargo que, a medida que el algoritmo fue evolucionando, este "dopaje" terminó siendo innecesario.

Un detalle más comprometedor es la acusación de que algunos movimientos sociales que crecieron en la red no lo hicieron espontáneamente, sino que fueron promocionados por estos mismos curadores. Un ejemplo es la campaña Black Lives Matters, mediante la cual los activistas afroamericanos protestaron contra los abusos policiales y con la que Mark Zuckerberg se comprometió personalmente.

Sin embargo, en sus orígenes, la campaña no estaba logrando la popularidad necesaria como para aparecer destacada en el módulo, por lo que los curadores recibieron la orden de impulsarla artificialmente.

Desmentido rotundo de Facebook

Tom Stocky, responsable del desarrollo del módulo de Tendencias, publicó un post en las últimas horas en la red social desmintiendo las "acusaciones anónimas". 

"Facebook ni permite ni anima a nuestros editores a discriminar sistemáticamente fuentes por su origen ideológico y hemos diseñado nuestras herramientas para que esto sea técnicamente imposible"- explica Stocky. "Al mismo tiempo, la actividad de nuestros editores está siendo registrada y revisada, y violar nuestro código ético es motivo de despido".

El responsable de Tendencias de Facebook ha negado igualmente que campañas como Black Lives Matter fuera promocionada artificialmente. "Seguiremos trabajando para asegurarnos de que nuestros métodos sean lo más eficaces y neutrales posible", concluye.