El desaparecido

¿Dónde está el Wally-asistente de Pablo Echenique?

Tras varios días de búsqueda, un periodista de EL ESPAÑOL cuenta su experiencia intentando localizar al ayudante de Podemos.

Ilustración: Jon G. Balenciaga

Ilustración: Jon G. Balenciaga

  1. Pablo Echenique
  2. Podemos
  3. Dependencia
  4. Discapacidad

“Eres el cuarto periodista que me pregunta lo mismo hoy. Y te digo lo que a todos. No sabía ni de su existencia”. Este WhatsApp, escrito por una persona cercana a Pablo Echenique, resume a la perfección lo que está ocurriendo estos días en Zaragoza. Los medios de comunicación han mandado a redactores hasta la capital aragonesa en busca del que ya es uno de los personajes del verano: el antiguo asistente personal del número 3 de Podemos. Pero, 12 días después de que Heraldo de Aragón publicara la noticia, las pesquisas continúan sin dar sus frutos. De hecho, han pasado casi 300 horas y se sigue sin conocer ni el nombre ni el paradero del hombre de moda. Como si de Wally se tratase, el mítico personaje de cómic al que todo el mundo buscaba, nadie sabe dónde está el asistente de Echenique.

Cuentan fuentes cercanas al secretario de Organización de Podemos que Echenique esperaba la publicación de esta noticia desde hace semanas. Creen que partió de una filtración del PSOE o del PP, aunque no están del todo seguros. Lo que sí confirman es que llamó a su asistente el mismo día que salió la noticia -el pasado 26 de junio- para decirle que fuera consciente de que, si hablaba, iba a convertirse en noticia de portada. Añaden que ambos mantienen una buena relación y que ha de tenerse en cuenta que el anónimo de moda también podría tener problemas con el fisco por no haber pagado el IRPF.

Pablo Echenique en la estación de Atocha

Pablo Echenique en la estación de Atocha

Durante estas casi dos semanas de culebrón, Podemos Aragón ha cerrado filas en torno a su secretario de Organización aunque la noticia cayó como un jarro de agua fría entre los sectores más izquierdistas del partido. Echenique, un científico del CSIF de 37 años que se metió en política indignado por los casos de corrupción y los dramas familiares causados por la crisis, llevaba hasta ahora un expediente impoluto. Es más, en Aragón se da por hecho que su imagen de verso suelto alejado del equipo fundador de Podemos permitió que el partido morado obtuviera en la Comunidad el mejor resultado de la formación en las elecciones autonómicas de 2015. Se quedó a un solo punto del PSOE y ahora el partido sostiene -no sin tiranteces- al gobierno en minoría del socialista Javier Lambán.

Discapacidad del 88%

El día que Heraldo publicó la noticia, Echenique dio una rueda de prensa y atendió a medios de comunicación como La Sexta o la Cadena Ser. En la propia información publicada en el periódico aragonés, él mismo reconocía que estuvo pagando en negro durante algo más de un año a su asistente personal. Y explicaba que lo había hecho así porque, siempre según su versión, la empresa para la que trabajaba esta persona había cerrado. En ese momento, el asistente se habría dado de alta como autónomo y le iba facturando sus servicios a Echenique. El líder de Podemos Aragón también asegura que decidió pagarle el doble que su empresa para ayudarlo. Pero llegó un momento en que el trabajador le dijo que le era imposible seguir afrontando la cuota de autónomos con sus escasos ingresos.

Fue entonces cuando el secretario de Organización de Podemos le habría conminado a regularizar su situación. Pero también a aceptar pagarle 300 euros al mes en negro. Esto habría ocurrido en un periodo de alrededor de un año: desde que Echenique dimitió como eurodiputado en marzo de 2015 para centrarse en las elecciones autonómicas hasta esta primavera, momento en el que este científico del CSIC habría roto la relación profesional precisamente porque su asistente seguía sin regularizar su situación. Echenique, de hecho, asegura que él se había ofrecido a pagarle la Seguridad Social. El profesional tan solo trabajaba para él una hora al día: acudía a su casa al punto de la mañana para ayudarle a prepararse.

Este físico en excedencia tiene una discapacidad del 88% como consecuencia de la atrofia muscular espinal con la que nació. Se trata de una enfermedad con una alta tasa de mortalidad en los niños y que, en el caso de Echenique, le impide vestirse por su cuenta o sostener una taza de café. De ahí que necesite la ayuda de una segunda persona. Ahora se encargan de ello su mujer y su madre, con las que vive en un bajo adaptado de 65 metros cuadrados en un vetusto bloque de viviendas de Zaragoza. En la actualidad, los tres viven con la “modesta” pensión de su madre y los ingresos de Echenique (2.246 euros netos en 14 pagas como diputado de las Cortes de Aragón y otros 337 euros mensuales por la Ley de Dependencia).

“Quien este libre de pecado...”

La noticia podría haberse quedado ahí. Pero, según miembros de Podemos en Aragón, Echenique cometió un error impropio de él. En vez de simplemente pedir disculpas, justificó que había pagado en negro a su asistente para intentar echarle una mano. Y añadió que lo bueno de esta noticia era poder hablar de la precaria situación en la que se encuentran muchos dependientes. Esa fue la oportunidad perfecta para que Maldita Hemeroteca rescatara un vídeo en el que Echenique calificaba de “vergüenza” que el Estado no pagara la Seguridad Social a las cuidadoras familiares.

“Pablo conoce muy bien cómo funciona la televisión y sabe manejarla. Pero se pegó un tiro en el pie cuando trató de justificarlo. Eso es carnaza para los medios. Lo lógico sería haber salido a pedir disculpas y ya está. Muchos lo hubieran entendido porque, por desgracia, el mundo de los asistentes personales y de los empleados del hogar funciona en buena medida en la economía sumergida. Como diría aquel, quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”, reflexiona un concejal de Zaragoza en Común (ZEC).

“Ejemplo moral”

Tampoco ayudó que Pablo Iglesias dijera que Echenique era un “ejemplo moral” por haber aceptado pagar en negro a su empleado por la delicada situación que atravesaba. Ni que el propio protagonista dijera que no estaba claro quién debía pagar la Seguridad Social: si él mismo o su asistente.

Se busca al asistente de Pablo Echenique

Se busca al asistente de Pablo Echenique

Esta concatenación de declaraciones llevó a 'Heraldo' a publicar una nueva noticia en la que aseguraba que la versión de Echenique no se sostenía. En concreto, apuntó que también le pagó en negro entre el otoño de 2012 -momento en que el profesional se habría dado de baja como autónomo- y el verano de 2013. “La relación laboral se reanudó después de 20 meses de parón (cuando regresó de Bruselas), por lo que no se sostiene la tesis de Echenique de que dio un tiempo a su trabajador para regularizar su situación con la Hacienda pública”, aseguraba este diario aragonés.

Sin embargo, el número 3 de Podemos tiene parte de razón cuando duda sobre quién debería haber hecho los trámites con la Seguridad Social. Según fuentes sindicales consultadas por EL ESPAÑOL, existe un escaso desarrollo de la Ley de Dependencia y de la figura del asistente personal, de forma que muchos son contratados como empleados del hogar porque en no pocas ocasiones también realizan labores de limpieza. En ese caso -el de empleado del hogar- la obligatoriedad de la afiliación a la Seguridad Social corresponde al empleado siempre que trabaje menos de 60 horas mensuales. En caso contrario, recae en el empleador.

Esto es así desde el año 2013, por lo que si Echenique hubiera querido contratarlo como empleado del hogar le habría correspondido a él mismo darle de alta hasta el año 2013 y, a partir de ahí, el encargo hubiera recaído en el propio asistente al no trabajar para él más de 60 horas semanales. Pero la situación cambia si el empleado era simplemente un cuidador profesional. En ese caso, sí que podría haberle pagado como autónomo y la Seguridad Social hubiera correspondido al propio empleado. Sea como fuere, Echenique cometió una irregularidad al pagar en negro y por eso ya ha puesto el asunto en manos de abogados. También ha indicado que abonará la correspondiente sanción si finalmente se la imponen.

Mientras tanto, en el partido están deseando que el paso del tiempo haga olvidar este asunto. Consideran que tanto los errores de comunicación como el hecho de que sea verano han ayudado a acrecentar la noticia innecesariamente. “Ha quedado muy feo y está claro que Echenique lo hizo mal. Pero nadie en su sano juicio puede pedirle responsabilidades políticas porque, si lo hiciera, debería pedir la dimisión de media España”, dice un activista de Podemos.