En primera persona

"Los políticos sólo hablan de cultura para discutir del IVA"

Pablo Iglesias cita a Rosa León como referente cultural. En el franquismo y en la Transición clamó por la libertad.

Rosa León

Rosa León

  1. Rosa León
  2. Pablo Iglesias
  3. PSOE
  4. Pedro Sánchez
  5. Franquismo
  6. PCE
  7. Instituto Cervantes
  8. IVA

A Rosa León (Madrid, 1951) la citó Pablo Iglesias en la noche del 20-D como uno de sus referentes culturales. Con sus canciones luchó por la libertad en el franquismo y en la Transición. Estuvo en el PCE y la purgaron. Desde la oposición del PSOE fue responsable de cultura en el Ayuntamiento de Madrid, frente a Gallardón. En los últimos años ha sido directora de los Cervantes de Casablanca, Rabat y Dublín. Habla en primera persona.

Pablo Iglesias, citó mi nombre junto a los de Carlos Cano, Serrat, Imanol y Llach en la plaza del Reina Sofía la noche del 20 de diciembre. Yo le agradezco que valore el trabajo que hemos hecho muchísima gente dentro del mundo de la cultura en momentos difíciles, pero lo que he echado en falta en la última campaña electoral, en todos los líderes, es una mínima mención a la cultura, a lo que somos. Estoy muy enfadada porque creo que nuestros políticos de izquierdas y de derechas confunden la cultura con el ocio. Sólo hablan de la cultura cuando hablan del IVA.

Vuelta a la Transición, de ninguna manera. Aquello fue pasar del franquismo a la democracia. Yo di la cara en el propio franquismo porque era lo que había que hacer. Pero son los recuerdos del abuelo Cebolleta. A los chavales de 20 o 25 años, bien preparados, eso les importa un pepino.

Yo di la cara primero ante mi padre. Era muy franquista, comisario de policía y profesor de la Escuela de Policía. Fue campeón de tiro; en Helsinki, medalla de plata. Esto viene en los libros de psicología, todos queremos matar al padre. Soy de izquierdas, nunca lo he negado. Intento ser fiel a mí misma, pero creo que me hice trostkista para molestarle. ¿Con 16 años qué nociones que tenía yo de trostkismo?

A los 17, en el 68-69, me detuvieron. A mi padre le hice frente, y creo que al final me respetaba. Mi madre murió a mis 13 años, y mi padre a mis 25. Yo ya estaba casada y tenía dos hijos. A mí me hubiera gustado que, siendo yo un poco más mayor y con las ideas más reposadas, haber tenido una real conversación padre-hija.

A los chavales bien preparados de 20-25 años les importa un pepino la Transición

Estando en el colegio todavía, empecé cantando con Jorge Krahe, el hermano pequeño de Javier. Jorge murió por la heroína. Una de las lacras de mi generación ha sido la droga. En la universidad no sé por qué me metí en Económicas a los 17 años. Luego me decanté por la química, que me gustaba. ¡Puedo citar la tabla periódica!

Me casé con José Luis García Sánchez. Era ayudante de Martín Patino en Canciones para después de una guerra. Si se oye la banda sonora de Canciones, hay una, Yo te diré, que canto. No había grabado ningún disco, estaba en la facultad, pero Basilio y Pepe me llamaron. Que vengas, que se ha roto la cinta de Nani Fernández. Iba siempre arreglando descosidos. José Luis es un tío muy listo. Y, después de mil años, es muy divertido. Lo es y lo era. Para ligar el humor es lo mejor.

Fui a grabar a EMI-Odeón de la mano de Aute. Grabamos el primer disco en un edificio de seis plantas. Ahora EMI-Odeon está en un piso con Warner. El desmantelamiento de la industria discográfica ha sido brutal por la piratería.

Rosa León, en su casa.

Rosa León, en su casa.

Al alba, en el 75. No era una canción para los fusilamientos. Eduardo la escribió y me dijo: “Es una canción que he escrito a Marichu”, su mujer. Lo que pasa es que en esa época yo la dediqué a los últimos ajusticiados. A mí me parecía que cualquier detenido necesitaba un juicio justo. La dediqué hasta la democracia, luego ya había un parlamento y partidos.

Pepe hizo La noche más larga, sobre El año que murió Franco, de Pedro J. Ramírez. Fue de las primeras miradas valientes hacia el pasado inmediato.

El Partido Comunista Español era democrático, pero en cuanto pedimos luz y taquígrafos, nos largaron

Entré en el PCE justo en los últimos momentos de Franco, y luego nos echaron. El Partido Comunista era el partido eurocomunista, que defendía la democracia. Pero aunque era democrático, en cuanto pedimos luz y taquígrafos, nos largaron.

Tenemos dos hijos: Marta y Víctor. Marta es abogado, especialista en propiedad intelectual. Un campo en el que está todo por hacer. Y Víctor ha hecho dos películas y prepara otra. Su cine es de autor.

El mundo de la televisión hice Cuentopos, La cometa blanca, Sopa de gansos. Hay toda una generación que recuerda esa televisión. Ahora es un horror. TVE tiene los programas Clan, un dibujo animado detrás de otro, para que hagan de guardería. Es uno de los temas que más me preocupan en este momento.

En el 83 grabo Rosa se está buscando en el espejo, y todavía sigo, a ver si me encuentro. En el 86 y en el 92, Amigas mías y Mujeres. La de la mujer es una lucha global por la que tenemos que pelear todos. Hice Paloma desesperada, con Alberti. Pero yo no soy una paloma desesperada. Yo soy bastante optimista y siempre veo el vaso medio lleno.

Me preocupa la programación infantil de TVE. Está enfocada a hacer de guardería

La movida es de gente de mi generación, sin embargo yo venía de otra cosa. Creo que se está sobrestimado lo que fue la movida. Lo que agradezco de la movida es la visión que Tierno tuvo como alcalde de esta ciudad, a la que yo no quería, y él me enseñó a quererla.

Rosa León, durante la entrevista.

Rosa León, durante la entrevista.

Yo estaba obsesionada por producir. El Consorcio y María Dolores Pradera. Me dijeron que si quería ser de la Junta Directiva de la SGAE. Estuve hasta lo de la Guardia Civil. Creo que la SGAE ha hecho una labor grandísima por el derecho de autor en España, lo que pasa es que la compra de teatros la llevó al desastre.Estuve con el No a la guerra. La primera legislatura de Aznar estuvo razonablemente bien, pero en la segunda creyó que ser presidente era algo más que ser presidente. La invasión de Irak, hecha con el triunvirato de Aznar, Blair y Bush, ha sido una fábrica de terroristas.

Rajoy fue puesto por Aznar. Aunque yo no quiero dejar de ver lo bueno de las cosas, no puedo olvidar la cantidad de gente que llegaba a Dublín, jóvenes con una y dos carreras porque no tenían aquí ningún futuro. Te vas a Google Irlanda y está lleno de españoles. Te vas allí a Facebook y está lleno de españoles. Hablo del Silicon Valley Dos; por la fiscalidad irlandesa, están todos allí.

Los partidos son agencias de colocación. Se meten con 15 años en las agrupaciones y ahí están

Mi aventura con Trinidad Jiménez en el Ayuntamiento fue apasionante porque me permitió entrar en las entrañas de Madrid y decepcionante al ver cómo los políticos profesionales son profesionales de eso. Hablo del PSOE, como de IU o del PP. Se meten con 15 años en las agrupaciones, entran en la burbuja y ahí están. Los partidos son agencias de colocación. Ahora no milito en ningún partido.

Uno de los problemas que yo acusé más con Gallardón en Madrid es que había dos tiempos para la cultura. La cultura A y la cultura Z. Había una cultura de superbrillo a golpe de chequera. Y una especie de novena división en los barrios. A golpe de chequera yo también hago una programación fantástica.

Quiero mucho a Manuela Carmena, creo que es una persona excelente. Pero una cosa es Manuela Carmena y otra su equipo. Yo de Manuela Carmena tengo todos los datos a favor. Del equipo está por ver qué hacen. Creo que los símbolos del franquismo deberíamos quitarlos no por venganza, sino por sentido común, como en Alemania o en Italia.

Desde el 2008, en el Cervantes. En Marruecos y en Irlanda. Dos universos que no tienen nada que ver. He trabajado con dos equipos. Me llamó Carmen Cafarell a la que se lo agradezco. Como al siguiente equipo que ha sido del PP. La imagen que se tiene de nuestro país pasa en gran medida por los Cervantes. Me gustaría mentalizar a los políticos. No sé quién va a mandar ahora, pero los Cervantes han reducido a la mitad del presupuesto y no pueden ni pagar los sueldos.

Los símbolos del franquismo habría que quitarlos, pero no por venganza, sino por sentido común. 

Yo he votado a Pedro Sánchez porque le he conocido siendo concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Es una buena persona. Y un político honesto. Me parece que Pedro para el PSOE era una imagen clarísima, y había que haberle apoyado, y no tener el circo que estamos viviendo. Estoy totalmente decepcionada.

No sé si tiene Podemos la última palabra de la izquierda, el problema es que Podemos son muchos Podemos. Me parece delirante que haya unos Podemos que no hablan si no se habla del referéndum en Cataluña. Hay que hablar de los problemas que tiene este país. ¿Si no hablan de la cultura ni estos, ni los otros, ni los de más allá; si no hablan de lo que está pasando realmente en este país, y sólo están preocupando del cargo que voy a tener o del cargo que me van a quitar, ¡Dios mío!, de qué estamos hablando? ¡De qué estamos hablando!

La cantautora Rosa León

La cantautora Rosa León