El merodeador

Pan para El Prado, hambre para el Reina Sofía , Las absurdas alertas nocturnas de Carmena

  1. Opinión

Pan para El Prado, hambre para el Reina Sofía

El responsable del Museo del Prado, Miguel Zugaza, aspira a crear la pinacoteca perfecta y para ello se ha propuesto trasladar el Guernica desde el Reina Sofía al museo que dirige. Zugaza tiene argumentos para intentarlo: el propio Picasso estipuló en su legado que su trabajo se conservase en El Prado, el concepto de arte contemporáneo ha cambiado con el tiempo y Picasso encajaría hoy en el museo, y la instalación del cuadro en el Salón de Reinos del Casón del Buen Retiro -donde ya estuvo desde que volvió a España hasta el año 92- sería la guinda perfecta para el bicentenario de la pinacoteca, en 2019.

Aunque el afán de Zugaza es razonable, creemos que retirar el Guernica del Reina Sofía equivaldría a desvestir a un santo, y dejarlo desnudo, para arropar a otro rico en ropajes. Puestos a dar satisfacción a Zugaza, mejor sería renombrar al Reina Sofía como El Prado contemporáneo, en lugar de dejar a esta galería sin su mayor aliciente.

Las absurdas alertas nocturnas de Carmena

Los madrileños no volverán a dormir tranquilos. Un día después de haber tenido en vilo a miles de conductores por falta de información sobre las restricciones en la circulación, todo lo que se le ocurre a la alcaldesa de Madrid es decir que, a partir de ahora, intentará comunicar ese tipo de incidencias a las ¡22.00 horas!, y eso tras confusas explicaciones en las que ha comparado la contaminación con la fiebre de los bebés.

Es inconcebible que una gran capital europea anuncie la prohibición de usar el vehículo particular a esas alturas de la noche. Si los medidores de contaminación registran los verdaderos valores a última hora, seguro que con los datos de todo el día pueden hacerse proyecciones para comunicar las medidas a los ciudadanos por la tarde y con tiempo suficiente para buscar alternativas.

Por otra parte, ¿pretende hacernos creer la alcaldesa que a las 22.00 horas tendrá capacidad para movilizar a los trabajadores para ampliar los servicios de transporte público? Es impresentable que un plan contra la contaminación -del que pocos cuestionan su necesidad- se presente, en la era de la comunicación, como incompatible con mantener correctamente informados a los ciudadanos.