El merodeador

El Corte Inglés: números satisfactorios, gestión mejorable

El Corte Inglés: números satisfactorios, gestión mejorable

Aunque la Junta General de accionistas de El Corte Inglés de este domingo ha transcurrido sin incidencias y el balance de 2015 es satisfactorio, la situación de la compañía que dirige Dimas Gimeno tiene bastante capacidad de mejora.

Durante el ejercicio de 2015 el grupo aumentó las ventas en 4,3%, y su rentabilidad se ha disparado hasta el 34%, situando su beneficio en los 158 millones de euros. Es el crecimiento de su resultado más relevante desde el inicio de la crisis. Pero, sin duda alguna, el mayor éxito de Gimeno ha estado en la reducción de costes financieros y gastos de explotación. Hoy, El Corte Inglés es una empresa con una estructura financiera más saneada que cuando llegó a la presidencia hace dos años tras el fallecimiento de Isidoro Álvarez.

Sin embargo, es pertinente recordar la polémica expulsión del consejo de administración de la familia Areces Galán, propietarios del 9% del capital del grupo y herederos de una de las familias fundadoras debido a su oposición a la inversión de 1.000 millones de euros a manos del jeque catarí Bin Jaber Al Thani.

Si bien en la junta no se ha planteado su vuelta, por la estabilidad y el correcto liderazgo de la empresa urge cerrar cualquier tipo de disputa interna integrando más a personas clave capaces de aunar el legado del pasado y la capacidad de innovación. También tiene que pisar el acelerador de su crecimiento, pues en caso contrario el jeque catarí se haría con más acciones de la empresa, dado que así lo pactaron hace un año.

Por otro lado, la espiral descendente de los ingresos de la segunda línea de negocios como Hipercor e Investrónica, además de la congelación de la expansión internacional, también pueden mermar el crecimiento de El Corte Inglés en los próximos años. La gestión de Dimas Gimeno merece ser reconocida, pero todavía le queda mucho trabajo por delante para que su compañía alcance la excelencia empresarial que caracterizó la era de Isidoro Álvarez.