El merodeador

El Congreso, un cementerio de elefantes , Trágico retroceso en la seguridad vial

El Congreso, un cementerio de elefantes

Los datos que publica este miércoles EL ESPAÑOL muestran a un Congreso envejecido y al mismo tiempo prácticamente sin experiencia. De los 74 diputados que suman más de cuatro mandatos, casi dos tercios pertenecen al Partido Popular. Esta cifra resulta especialmente llamativa teniendo en cuenta que el 61% de los diputados del Congreso que preside Ana Pastor no han tramitado nunca una Ley de Presupuestos, bien porque su única experiencia fue la fallida legislatura anterior o porque han sido elegidos por primera vez.

El perfil de la Cámara muestra a un PP anquilosado, en el que la actividad pública parece haberse convertido en un fin en sí mismo. Resulta revelador que los legisladores más veteranos, la que fue vicepresidenta del Congreso Celia Villalobos y el propio Mariano Rajoy, sean también dos de los pesos pesados de su partido. Ante este grado de profesionalización del parlamentarismo, el debate sobre la limitación de mandatos, no sólo para los cargos públicos sino también dentro de los partidos, está más que justificado. El cementerio de elefantes en el que se ha convertido el Congreso evidencia hasta qué punto es necesaria una verdadera regeneración de la actividad política.

Trágico retroceso en la seguridad vial

El elevado número de accidentes de tráfico en carreteras españolas que están teniendo lugar este agosto muestra que aún queda mucho por mejorar en materia de prevención y educación en Seguridad Vial. En lo que va de mes, 61 personas han perdido la vida en accidentes de tráfico, casi un 10% más que las 56 registradas en el mismo periodo del año anterior.

Se trata de una cifra trágica, pero el análisis de la siniestralidad ofrece claros patrones sobre los que se puede trabajar. Los expertos identifican la antigüedad de los vehículos y la falta de inversión en carreteras como aspectos clave que han incidido en el aumento de la siniestralidad. El portavoz de RACE, Antonio Lucas, también echa en falta una mayor implicación por parte de los políticos, y denuncia que la Seguridad Vial "ya no es una prioridad". En lo que se refiere a seguridad en las carreteras, no se puede bajar la guardia nunca. La clase política debe tomar todas las medidas necesarias para que un agosto con tanta siniestralidad al volante no se vuelva a repetir.