El merodeador

Rivera le quita a Iglesias la piel de cordero

Rivera le quita a Iglesias la piel de cordero

Las jornadas organizadas por el Círculo de Economía en Sitges, donde intervienen estos días los principales líderes políticos, están teniendo un marcado acento electoral como consecuencia de la proximidad de la campaña. Si el jueves Pablo Iglesias ponía a prueba sus facultades camaleónicas presentándose ante los empresarios como un socialdemócrata, este viernes encontraba en Albert Rivera a su némesis, dispuesto a desenmascararlo.

Pablo Iglesias hizo una intervención con la clara intención de tranquilizar a su auditorio, al que aseguró que, en España, "le tiene que ir bien a todo el mundo y eso incluye a los empresarios". Es difícil que consiguiera su propósito, porque prefirió no definirse en cuestiones elementales en una economía de mercado como el respeto al derecho de propiedad. Y es muy probable, también, que los asistentes recordaran que dos semanas antes había presentado su programa de gobierno de la mano de IU, que incluye una batería de medidas económicas marcadas por posiciones típicas de la izquierda radical.

El presidente del lobby empresarial, Antón Costas, preguntó al líder de Podemos si acudía a las jornadas como un "lobo con piel de cordero". La respuesta se la ha dado 24 horas después el líder de Ciudadanos, al comparar a Iglesias con Donald Trump, Marine Le Pen y Alexis Tsipras por su populismo y la falta de confianza que inspira.