El merodeador

Un feliz desenlace gracias al CNI y a la diplomacia real , La caída del testaferro de los Pujol, otro golpe a la corrupción

Un feliz desenlace gracias al CNI y a la diplomacia real

Tal y como revela EL ESPAÑOL, Felipe VI se reunió con el emir de Qatar en el estadio Santiago Bernabéu 48 horas antes de la liberación de los periodistas españoles Antonio Pampliega, José Manuel López y Angel Sastre, secuestrados desde hacía diez meses en Siria. Según fuentes próximas al emir, el monarca español aprovechó la entrevista para agradecer al jeque Tamim bin Hamad al Thani la ayuda prestada por los servicios de inteligencia de este país.

La colaboración del Centro Nacional de Inteligencia con Qatar ha sido determinante para conseguir la liberación de los reporteros, ya que los lazos que algunos agentes de este país tienen con los islamistas resultan de enorme utilidad en este tipo de situaciones. El encuentro entre Felipe VI y el jeque Tamim debe entenderse como un reconocimiento de la Corona a la labor de Qatar y pone de manifiesto el papel que la tradicional buena relación de la Casa Real Española con las monarquías árabes ha tenido en la resolución del secuestro.

Este feliz desenlace demuestra una vez más la eficacia del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que dirige el general Sanz Roldán, como ya se vio hace un año con la liberación de los periodistas Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova. Su arduo y silencioso trabajo es la principal razón por la que los tres freelance llegados a Madrid este domingo hayan podido regresar a sus hogares. Queda probado que los servicios de inteligencia españoles son de los más efectivos en una de las regiones más conflictivas del mundo.

La caída del testaferro de los Pujol, otro golpe a la corrupción

La filtración de los papeles de Panamá y la reciente intervención policial en el bufete Nummaria han arrojado luz sobre una figura crucial en todas las tramas de dinero oculto en paraísos fiscales: la de los testaferros de que se valen los pillos para evadir sus fortunas y no pagar a Hacienda. La función de estos fiduciarios vuelve a cobrar protagonismo a raíz de las últimas pesquisas de la Policía para descubrir el botín oculto del clan Pujol.

Los agentes de la UDEF que rastrean las operaciones del primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, han identificado a un ciudadano panameño de 54 años que participó en la constitución de varias sociedades a través de las cuales la familia del ex presidente catalán gestionaba el dinero escondido.

También Iñaki Urdangarin y Diego Torres se valieron de un testaferro, en este caso un letrado, para evadir el dinero captado a través del Instituto Nóos. En el gremio de los hombres de paja conviven los abogados expertos con personas anónimas que, por poco dinero, presta su nombre e identidad a los evasores para ocultar su patrimonio. Así, Francisco Granados, David Marjaliza, Imanol Arias y Ana Duato se valieron de un cartero panameño.

En otros casos los despachos se valen incluso de mendigos o indigentes. La identidad de unos y otros se oculta mediante un simple contrato privado. Es imprescindible el endurecimiento de las sanciones o penas aplicables a estos colaboradores necesarios para luchar contra la corrupción.