El merodeador

Feliz desenlace gracias al CNI y a la diplomacia real

  1. Casa Real
  2. Diplomacia
  3. CNI

Tal y como revela EL ESPAÑOL, Felipe VI se reunió con el emir de Qatar en el estadio Santiago Bernabéu 48 horas antes de la liberación de los periodistas españoles Antonio Pampliega, José Manuel López y Angel Sastre, secuestrados desde hacía diez meses en Siria. Según fuentes próximas al emir, el monarca español aprovechó la entrevista para agradecer al jeque Tamim bin Hamad al Thani la ayuda prestada por los servicios de inteligencia de este país.

La colaboración del Centro Nacional de Inteligencia con Qatar ha sido determinante para conseguir la liberación de los reporteros, ya que los lazos que algunos agentes de este país tienen con los islamistas resultan de enorme utilidad en este tipo de situaciones. El encuentro entre Felipe VI y el jeque Tamim debe entenderse como un reconocimiento de la Corona a la labor de Qatar y pone de manifiesto el papel que la tradicional buena relación de la Casa Real Española con las monarquías árabes ha tenido en la resolución del secuestro.

Este feliz desenlace demuestra una vez más la eficacia del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que dirige el general Sanz Roldán, como ya se vio hace un año con la liberación de los periodistas Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova. Su arduo y silencioso trabajo es la principal razón por la que los tres freelance llegados a Madrid este domingo hayan podido regresar a sus hogares. Queda probado que los servicios de inteligencia españoles son de los más efectivos en una de las regiones más conflictivas del mundo.