El merodeador

Ignacio Aguado manda un aviso al PP por la corrupción , Las mentiras que hacen que Rita Maestre deba dimitir , Puidgemont se refugia en el lenguaje para desafiar al TC

Ignacio Aguado manda un aviso al PP por la corrupción

Si ayer revelábamos en exclusiva que el PP de Madrid realizó al menos 12 operaciones de blanqueo la misma mañana de los atentados del 11-M, hoy aportamos la documentación que demuestra que esos fondos se utilizaron para financiar la campaña de 2004. Así consta en la documentanción de Bárcenas. "Si yo fuera Pío García-Escudero dimitiría de todos mis cargos", asegura ahora en una entrevista con EL ESPAÑOL Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid. García-Escudero, presidente del Senado, era entonces el presidente regional del PP. Las palabras de Aguado son especialmente relevantes, ya que el Gobierno de Cristina Cifuentes se apoya en Ciudadanos. Habrá que ver hasta qué punto el lastre de la corrupción acaba deteriorando la relación entre ambas formaciones. Como advierte Aguado, no se puede encabezar la regeneración salpicado por tramas como esa que es capaz de no detenerse ni ante los atentados del 11-M.

Las mentiras que hacen que Rita Maestre deba dimitir

Al margen del reproche penal o no que merezca la protesta en la capilla de la Complutense protagonizado por Rita Maestre, lo que inhabilita políticamente a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid a seguir en su cargo son las mentiras que dijo ante la juez que instruyó el caso. EL ESPAÑOL muestra hoy con imágenes que forman parte del sumario que Maestre no dijo la verdad cuando aseguró que el asalto fue un acto improvisado, que ella tuvo una actitud pasiva, que no expresó frases ofensivas y que no se cubrió con un velo. A efectos políticos es secundario ya si resulta absuelta o si es finalmente condenada por un delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos. Lo peor para un político es la mentira y, a la vista de los hechos, a ella recurrió la hoy representante de Ahora Madrid para tratar de eludir su responsabilidad. Si estaba tan convencida de la licitud de lo que hacía, no debería de haber mentido a la Justicia.

Puidgemont se refugia en el lenguaje para desafiar al TC

Un día después de que el Pleno del Tribunal Constitucional admitiese a trámite el conflicto de competencias del ministerio de Exteriores catalán promovido por el Gobierno, el presidente de la Generalitat desafía al Estado y afirma que el Govern continuará llevando a cabo "acción exterior". Puigdemont intenta refugiarse en el hecho de que la acción exterior es una competencia reconocida en el Estatuto de Cataluña para intentar crear una estructura internacional con la que imponer su narrativa acerca del proceso independentista. "Al Tribunal Constitucional le diría: gracias, contigo empezó todo", ha ironizado Puigdemont, en un nuevo gesto de desprecio. Queda claro así que la Generalitat no tiene intención alguna de obedecer la suspensión del Constitucional. Allá ella y sus representantes. El Estado les seguirá recordando que todos -incluidos los catalanes- somos iguales ante la ley.