El merodeador

El Rey acierta al esperar la decisión del Comité Federal del PSOE , Podemos, al igual que los jacobinos, legislará desde las alturas , Los diputados del Congreso no se bajan del coche oficial

El Rey acierta al esperar la decisión del Comité Federal del PSOE

Según el calendario oficial que ha hecho público la Casa del Rey, Felipe VI se tomará cinco días de descanso en la segunda ronda de consultas políticas y recibirá a los dirigentes de los dos principales partidos el próximo martes. El Rey hace bien en ralentizar el ritmo de las negociaciones, ya que este sábado el Comité Federal del PSOE se reúne para debatir aspectos clave sobre los pactos postelectorales, incluyendo la capacidad de maniobra de su secretario general. Es de esperar que esta asamblea clarifique la posición de los socialistas sobre las líneas rojas del partido, por lo que si el monarca hubiese llamado a Sánchez esta semana para que presentase su candidatura, podría haber acabado solicitando que intentara formar Gobierno a alguien que aún no sabría si podría hacerlo. Al no precipitarse y esperar a la semana que viene para reanudar las negociaciones, el monarca demuestra que sabe adaptarse al calendario político y a las necesidades del país.

Podemos, al igual que los jacobinos, legislará desde las alturas

La Mesa del Congreso ha acordado este martes que el grupo parlamentario de Podemos se siente a partir de la cuarta fila del hemiciclo. Esta noticia ha causado indignación y enfado entre los representantes de la formación: Íñigo Errejón ha calificado la decisión de “cacicada” y ha acusado a los responsables de faltar el respeto “a más de cinco millones de españoles”. Que los diputados de Podemos se ofendan por dónde les ha tocado sentarse en el Congreso resulta ridículo. Es más, hasta podrían sentirse orgullosos: el gallinero, como se conoce a la parte alta de esta Cámara, fue ocupado en su día por los jacobinos, que lo bautizaron como la Montaña. Esta formación, al igual que el partido de Pablo Iglesias, se jactaba de venir desde fuera del sistema para reformarlo. A estos diputados se les llegó a conocer como “montagnards”, debido a las alturas en las que se encontraban. Y ellos mismos se referían a algunos de los instaladas más abajo como "sapos del pantano". No creemos que ahora lleguen a tanto.

Los diputados del Congreso no se bajan del coche oficial

Al contrario que el resto de instituciones del país, que desde el año 2007 han reducido a la mitad el número de coches oficiales, el Congreso de los Diputados que preside Patxi López seguirá manteniendo el uso del mismo número de vehículos. La propuesta del PP aprobada por la cámara este martes introduce tan solo un ligero cambio a la situación actual: los miembros de la Mesa mantendrán los ocho coches de los que han dispuesto hasta ahora, pero ya no serán exclusivos de cada uno. Sin embargo, los diputados no deben preocuparse, ya que la medida especifica que estos vehículos estarán siempre a su disposición. En los últimos meses, el arranque de la nueva política, y sobre todo la crisis económica, han cambiado la percepción de los ciudadanos sobre este tipo de privilegios, que antes se veían como una necesidad y ahora muchos perciben como un lujo. El Ayuntamiento de Madrid ha retirado 50 de sus coches oficiales, mientras que tanto Ciudadanos como Podemos han anunciado que prescindirán de ellos. En este contexto, la propuesta aprobada por el Congreso parece más bien un intento de cambio de imagen que una verdadera reforma.