El rugido del león

El PP se agita: ¿y si Rajoy no es investido?

La entrevista que hoy publica EL ESPAÑOL con Cristina Cifuentes demuestra que en las filas del PP existen alternativas para el caso de que Rajoy no consiga ser elegido presidente del Gobierno y el partido prefiera evitar una nueva llamada a las urnas. Perfiles como el de la propia Cifuentes, Núñez Feijóo o incluso Soraya Sáenz de Santamaría se ven con otros ojos dentro del hemiciclo.

Es así que cualquiera de estos nombres podrían ser el as en la manga de los populares para negociar con otros grupos parlamentarios y tratar de asegurarse la Presidencia del Gobierno. Es a ello a lo que se refiere Cifuentes cuando afirma que no le gustaría ser "la Puigdemont del PP".

Cifuentes: "Nadie es insustituible"

Pero incluso si se rompiera la baraja y hubiera que ir a nuevas elecciones en primavera, el PP habría de considerar si el mejor candidato que podría presentar es Rajoy. El 43% de quienes le votaron el 20-D creen que no debería repetir, según la encuesta que publicaba El País este domingo.

Cifuentes dice hoy en EL ESPAÑOL que Rajoy ha hecho una buena labor, pero recuerda al mismo tiempo que "nadie es insustituible". Asegura también que, antes de plantear cualquier otro escenario, hay que "quemar esa etapa" que ahora empieza: la de dejar a Rajoy intentar reunir los apoyos para su investidura. Pero si, como todo apunta, el presidente en funciones no encuentra los votos precisos ni en la primera votación ni en la segunda, ¿entonces, qué? De las palabras de Cifuentes se colige que ese debate que está en la calle, existe igualmente en el PP. Sólo así se entiende la grotesca campaña de autopromoción de García Margallo, que debe tenerse por posible recambio.

La presidenta madrileña cuenta con la ventaja de que logró acceder al cargo tras largas negociaciones con Ciudadanos y de que ya sabe lo que es gobernar en minoría. Por derecho propio se ha convertido en una de las grandes referencias del PP en la política nacional y está dispuesta a hacer valer su liderazgo a nivel interno. Por eso anuncia que defenderá la propuesta de que sean los militantes los que elijan en primarias al próximo candidato a presidente. La medida entronca con la voluntad de regeneración y de ampliación de mecanismos democráticos que reclama la sociedad española y que han ido incorporando la mayoría de formaciones políticas.

Existen alternativas en el PP

La semana pasada Cifuentes ya dio a conocer un amplio paquete de medidas de regeneración en la Comunidad de Madrid entre las que incluía la reducción de diputados, la eliminación de los aforamientos, la limitación de mandatos, la prohibición de acumulación de cargos públicos mediante un sistema de incompatibilidades y el establecimiento de listas abiertas.

El viernes publicábamos una entrevista con Isabel Benjumea, militante popular y fundadora de una plataforma de opinión formada por jóvenes de centro derecha, que pide una renovación en ese dirección dentro del PP.

Rajoy se equivocará si se empeña en anteponer su interés personal a que el PP logre la Presidencia del Gobierno. La circunstancia de que existan alternativas con las que su partido sí podría sumar es una mala noticia para él, porque da pie a pensar que, lejos de ser la solución, es el verdadero problema.