El merodeador

El género, en sí mismo, no debe ser un agravante penal , El kirchnerismo se niega a aceptar la voluntad de las urnas , El castigo a Benzema, ¿una norma a seguir por los clubes?

El género, en sí mismo, no debe ser un agravante penal

El debate a nueve celebrado ante las cámaras de Televisión Española tocó un tema tabú : el de la asimetría penal en el tratamiento de los delitos de violencia de género, en función de si el agresor es hombre o mujer. Ciudadanos lleva en su programa electoral la propuesta de modificar la ley para que se castigue igual el delito, con independencia del sexo del condenado. Así lo expuso su candidata Marta Rivera de la Cruz y los representantes del resto de partidos arremetieron contra ella. El asunto no está exento de polémica. En el fondo se trata de decidir si una misma conducta debe tener un castigo diferente en función del sexo del delincuente, una situación que permite hablar de un Derecho penal de género. Este jueves, Pedro Sánchez llegó a decir que el planteamiento de Ciudadanos es "reaccionario" y Soraya Sáenz de Santamaría aseguró que el PP no cambiará la norma. Sin embargo, el Derecho debería tipificar conductas y no sancionar en función del género. Se podrían tener en cuenta agravantes en función de las circunstancias, pero el dato de que hay más hombres que agreden a mujeres no excluye el supuesto contrario. La estadística no es un criterio razonable para el legislador penal.

El kirchnerismo se niega a aceptar la voluntad de las urnas

El líder de la alianza de centro-derecha Cambiemos, Mauricio Macri, ha jurado este jueves como nuevo presidente de Argentina. De la ceremonia oficial llama poderosamente la atención la ausencia de su predecesora, Cristina Fernández de Kirchner, que se convierte así en la primera presidenta saliente en la historia de su país que no ha comparecido en el acto del traspaso de gobierno. Por ceder ni ha cedido a la cuenta oficial de Twitter de la Casa Rosada a su sucesor. Pero más alarmantes son los decretos en sus últimos días en el poder aprobando traspasos millonarios de fondos a provincias con gobernadores amigos. El desafío de Macri de gobernar con el peronismo en la oposición es considerable. Los antecedentes históricos no invitan precisamente al optimismo: desde que surgió este movimiento político en 1945, ninguno de los cuatro jefes de Estado no peronistas que surgieron de los comicios lograron completar su mandato, y dos de ellos fueron derrocados por golpes militares. Ante las reticencias de Kirchner de hacer un traspaso de poder limpio y democrático, resurge el temor de que los populistas se nieguen a aceptar la voluntad de las urnas.

El castigo a Benzema, ¿una norma a seguir por los clubes?

La decisión de la Federación francesa de fútbol de apartar cautelarmente de la Selección a su estrella, Karim Benzema, crea un precedente y obliga a los clubes a plantearse qué hacer con aquellos deportistas que incurran en conductas censurables fuera del estadio. La decisión del organismo federativo no es definitivo, pero en función de cómo transcurra el caso en los tribunales, podría dejar al futbolista fuera de la Eurocopa. ¿Tiene la obligación un deportista de élite de ser un ciudadano ejemplar? Desde luego no es lo mismo que a uno le retiren el carné de conducir que participar en un chantaje. Pero, entonces ¿dónde poner los límites? Gabi, uno de los capitanes del Atlético de Madrid está imputado por la presunta compra de un partido. Mascherano, del Barcelona, acaba de aceptar el pago de 800.000 euros y un año de cárcel -que no cumplirá- por un delito fiscal. Un futbolista no es un representante público que, como tal, está obligado a tener un comportamiento irreprochable. Lo ideal sería que los futbolistas, en tanto que referentes para la sociedad, llevaran vidas ejemplares, pero en su caso seguramente habrá que conformarse con que cumplan en el terreno de juego y paguen sus penas en los tribunales.