El merodeador

Rajoy e Iglesias se retroalimentan electoralmente , Ser corrupto sigue siendo demasiado barato en España , Las armas químicas, nueva fantasía islamista

Rajoy e Iglesias se retroalimentan electoralmente

Pablo Iglesias ha dejado de criticar duramente a la casta para elogiar al que siempre consideró uno de sus principales exponentes: Mariano Rajoy. El líder de Podemos ha alabado la capacidad de diálogo del presidente del Gobierno, a lo que éste ha respondido reconociendo la sintonía existente entre ambos a pesar de las diferencias ideológicas que les separan. Tanto Iglesias como Rajoy han dado un giro a su estrategia sabiendo que, al reconocer al oponente en el extremo como único adversario, pueden pelear por el votante indeciso del centro. Tal y como demuestra la cocina de EL ESPAÑOL con datos del CIS, la probabilidad de que estos dos partidos terminen robándose apoyos el uno al otro es casi nula. Poniendo el foco en Podemos, el PP pretende apartar a Ciudadanos del primer plano y frenar, así, la fuga de sus electores al partido de Albert Rivera. Iglesias, por su parte, se empeña en describir a Rajoy como el gran rival a batir con el objeto hacer invisible al PSOE, y también a Ciudadanos, adonde pueden estar yendo algunos de los apoyos que ha perdido, según las últimas encuestas. A un mes de las elecciones, Rajoy e Iglesias se retroalimentan para arrinconar a sus rivales comunes.

Ser corrupto sigue siendo demasiado barato en España

La puesta en libertad del ex jefe de gabinete de Francisco Granados y su mujer, pese a los sólidos indicios que demuestran cómo ayudaron al cerebro de la Púnica a esconder 30 millones de euros en comisiones es, como mínimo, llamativa. Las fianzas impuestas a Ignacio Palacios y María José Marijuán, de 30.000 y 5.000 euros respectivamente, resultan insignificantes en comparación con el botín que ayudaron a amasar. Además, es tan habitual que los implicados en corrupción se beneficien de todo tipo de garantías y tan poco frecuente que los corruptos y sus compinches entren y permanezcan en prisión, que resulta difícil no sospechar que la Justicia es demasiado laxa. En sólo nueve días el tesorero de Convergència, Andreu Viloca, ha salido de la cárcel y se ha reincorporado a su despacho en la sede después de que su partido depositara 250.000 euros de fianza; este jueves también ha salido en libertad Alberto Portuondo, el hombre de paja que ayudó a Rato a esconder su fortuna; y la acumulación de pruebas sobre los delitos cometidos por Jordi Pujol y su familia ni siquiera han conllevado la imposición de medida cautelar alguna al ex molt honorable. Los procesos pueden ser escrupulosos en el cumplimiento de la legalidad, pero resulta imposible no tener la impresión de que ser corrupto sale barato en España.

Las armas químicas, nueva fantasía islamista

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha asegurado que Francia podría estar expuesta a un atentado islamista con armas químicas o bacteriológicas debido a “la macabra imaginación sin límites de los que dan órdenes”. A pesar de la alarma que puede provocar esta advertencia, la obligación del Ejecutivo de Hollande es no ocultar información relevante. Según inteligencia americana e iraquí, el Estado Islámico está intentando desarrollar armas químicas de manera urgente. Los expertos señalan que aunque este armamento no es complicado de fabricar, es improbable que los terroristas tengan ahora la infraestructura militar para atentar con ello. Hay evidencias de que los islamistas han utilizado gas mostaza en Irak y Siria. El Estado Islámico ha demostrado con creces que no debe ser subestimado. Manuel Valls ha actuado con transparencia al prevenir al pueblo francés de lo que podría ser un nuevo frente en la lucha contra el yihadismo.