El merodeador

Una trama para borrar el pasado violento de los miembros de la CUP , La mentira que pone al descubierto la hipocresía de Jaime Botín , Las mujeres del Estado Islámico también son una grave amenaza

Una trama para borrar el pasado violento de los miembros de la CUP

Varios Mossos d'Esquadra han denunciado ante la Policía que el departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña ordenó destruir los informes que vinculaban al diputado de la CUP David Fernández con la violencia anarquista. La Generalitat, con el objeto de no entorpecer las relaciones de pacto con la formación anticapitalista, habría destruido la información que vincula a Fernández con episodios de violencia. Esta denuncia debe ser esclarecida cuanto antes. Para más inri, la investigación apunta a que el Ejecutivo catalán no sólo destruyó el material existente, sino que frenó las indagaciones y dobló los recursos destinados a escudriñar el entorno social que apoya a Ciudadanos, el PP y Sociedad Civil Catalana. En su pretensión por mantener el poder a toda costa, Convergència estaría posibilitando la andadura política de quienes habrían vulnerado la ley y empleado la violencia con fines políticos.

La mentira que pone al descubierto la hipocresía de Jaime Botín

La declaración ante el juez del responsable de Christie's Ibérica que confirma que Jaime Botín les mostró en Madrid el 'picasso'Cabeza de mujer joven dinamita la defensa del financiero. Botín había declarado que el óleo, valorado en 26 millones de euros, nunca entró en España. Sobran motivos para dudar de la palabra e integridad del expresidente de Bankinter, imputado por contrabando. Todo indica que intentó sacar el cuadro fuera de España obviando el pronunciamiento expreso en contra del Ministerio de Cultura y de la Audiencia Nacional. Jaime Botín es el mismo que se ha prodigado en prensa con artículos en los que apelaba a la ética y la ejemplaridad. Debería abstenerse a partir de ahora. Ha quedado retratado en su hipocresía.

Las mujeres del Estado Islámico también son una grave amenaza

Este miércoles una kamikaze perteneciente al Estado Islámico se ha suicidado en la ciudad de Saint Denis, en una operación de las fuerzas de seguridad francesas contra el presunto cerebro de los ataques de París. Tal y como ha informado el fiscal general de Francia, François Molins, el comando estaba preparado para atentar. Es la primera vez que una mujer perteneciente a este grupo terrorista comete un atentado suicida en Europa, lo que revela un papel de estas fanáticas islamistas hasta ahora desconocido. En los mensajes difundidos por el EI siempre se ha destacado que el deber de la esposa de un combatiente es dedicarse al servicio de su marido y al cuidado de sus descendientes. De hecho, a las mujeres del Daesh se las ha visto principalmente como una amenaza por la función adoctrinadora que ejercen sobre sus hijos. La kamikaze de Saint Denis demuestra que, al igual que las viudas negras de Chechenia, las mujeres del Estado Islámico están dispuestas a cometer crímenes tan atroces como los perpetrados en la capital francesa. Los cuerpos de seguridad deben de estar preparados para hacer frente a lo que podría ser un nuevo escenario en la lucha antiterrorista.