Escándalo por el fraude de las emisiones

La Fiscalía aprecia un posible fraude en el 'caso Volkswagen'

El Ministerio Público entiende que hay que investigar al Grupo Volkswagen por una posible defraudación a una generalidad de personas, así como por fraude de subvenciones y delito contra el medio ambiente. 

En España hay casi 700.000 coches afectados

En España hay casi 700.000 coches afectados Reuters

  1. Grupo Volkswagen
  2. Industria
  3. Empresas
  4. Vehículos

La Fiscalía de la Audiencia Nacional aprecia la existencia de posibles delitos de estafa en el escádando de las emisiones de Volkswagen y solicita al juez Ismael Moreno que admita a trámite las dos querellas presentadas contra la compañía automovilísitica así como contra sus principales representantes. En un escrito al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, El Ministerio Público entiende que el escándalo puede tratarse presuntamente de un delito de defraudación que puede producir perjuicio patrimonial en una generalidad de personas en el territorio de más de una Audiencia.

“En este estadio de la actuaciones, podemos concluir que nos encontramos ante una defraudación que causa perjuicio a una generalidad de personas en el ámbito territorial de más de una Audiencia, lo que justifica la competencia de la Audiencia Nacional para su conocimiento, así como de los ilícitos penales de fraude de subvenciones y delito contra el medio ambiente”, señala.

Pide solicitar toda la información necesaria

Así, entre otras diligencias solicita que se requiera al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la totalidad de la información que haya podido reunir hasta el momento acerca de los hechos; informe acerca de periciales que en su caso se hayan efectuado en corroboración del dictamen de la EPA; informes que haya recibido sobre la materia del Grupo Volkswagen y entidades involucradas.

Al Grupo Volkswagen, pide la totalidad de los comunicados oficiales emitidos acerca de este asunto; la relación de vehículos afectados vendidos en España; el organigrama del Grupo en España con especificación de funciones vinculadas a los hechos y determinación del personal responsable del mismo; la identificación de la empresa a la que se encargó la fabricación del software; informe acerca de la instalación del citado programa informático, con especificación del Departamento encargado de ello en España, en su caso; e informe acerca de las medidas adoptadas para la subsanación del perjuicio causado.

Responsabilidad de una persona jurídica

La Fiscalía entiende que la posible responsabilidad penal es de una persona jurídica y por lo que considera que se debe notificar al Grupo Volkswagen la iniciación de este procedimiento penal para que designe abogado. “Al objeto de comprobar si concurre o no la circunstancia eximente de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, recábese del grupo Volkswagen informe relativo a las medidas de control y supervisión que, en su caso, hubieran adoptado con anterioridad a la comisión de los hechos para su prevención”.

La Asociación de Perjudicados por Entidades Financieras presentó la semana pasada una querella contra contra Volkswagen AG, Volkswagen Audi S. A. y Seat S.A por delitos de publicidad fraudulenta, delito agravado contra el medio ambiente y delito de estafa.En España 683.626 coches llevan instalados el software de Volkswagen que manipula los datos reales de emisiones contaminantes. En todo el mundo son once millones los automóviles afectados si se contabilizan las diferentes marcas del grupo, entre ellos 2,1 millones de Audi.

Previamente, el sindicato Manos Limpias se había querellado contra los presidentes de Volkswagen Audi España, Francisco Pérez Botello, de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, y de Seat, Jürgen Stackmann, por presuntos delitos de estafa, contra el medio ambiente, falsificación documental, fraude y delito contra la Hacienda Pública. La querella se produjo una semana después de que el Grupo Volkswagen reconociese que, mediante un software instalado en los motores, falseó los datos de emisiones de cerca de medio millón de vehículos diesel en Estados Unidos.

El citado motor 2.0 TDI , de la familia EA 189, ha sido montado en unos 11 millones de vehículos del grupo (compuesto, entre otras, por las marcas Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, Audi, SEAT y Skoda), lo que no quiere decir que todos lleven dicho software.