Terremotos

Un fuerte terremoto vuelve a azotar el centro de Italia

El seísmo, de magnitud 6,5, ha afectado zonas ya tocadas en anteriores seísmos. Se sintió incluso en la capital, Roma. No hay víctimas mortales pero sí una veintena de heridos.

Estado de una de las construcciones que se vinieron abajo.

Estado de una de las construcciones que se vinieron abajo.

  1. Terremotos
  2. Roma
  3. Italia

Un nuevo seísmo de 6,5 de magnitud (6,6 según otras fuentes) en la escala de Richter ha sacudido en la mañana de este domingo la región de Umbría, en el centro de Italia, confirmó el Instituto nacional de Vulcanología. En principio, este organismo valoró la potencia del terremoto en magnitud 7,1.

El jefe de la Protección Civil de Italia, Fabrizio Curcio, afirmó que el seísmo no ha causado víctimas mortales y no hay desaparecidos. Los servicios de rescate "no están buscando a nadie", indicó Curcio, quien señaló que el sismo causó una veintena de personas heridas, "algunas pocas" de cierta gravedad, aunque sus vidas no corre peligro.

Aunque no concretó el número de desplazados, Curcio afirmó -en declaraciones transmitidas por televisión- que son "muchísimos", ya que los del domingo se suman a las alrededor de 4.000 personas que abandonaron sus casas tras los terremotos registrados el pasado miércoles en la misma zona.

El seísmo tuvo lugar cerca de las localidades de Norcia, Preci y Castel Sant'Angelo sul Nera, que ya sufrieron los temblores de la tierra el pasado 26 de octubre. Aunque no se han reportado víctimas por el momento, sí se ha constatado que ha habido derrumbes de casas y edificios, muchos de ellos ya afectados por los movimientos sísmicos que han venido azotando la zona en los últimos tiempos.

"Ha caído todo, veo columnas de humo, es un desastre, ¡un desastre!", afirmó el alcalde de Ussita, Marco Rinaldi, a los medios locales.

Nueve de los heridos son de las localidades de Norcia y Cascia, próximas al epicentro, y fueron trasladadas al hospital de Foligno, según los medios locales. Tres personas han sido rescatadas con vida de entre los escombros en el municipio de Tolentino, de acuerdo a las mismas fuentes.

Otro terremoto en la misma zona

Y es que el nuevo terremoto se produce después de que el pasado 26 de octubre dos seísmos de magnitud superior a 5 sacudieran el centro del país, causando daños en edificaciones de localidades como Ussia, Visso o Castelsantangelo sul Nera, en la Región de Las Marcas.

Este nuevo episodio provocó de nuevo el miedo entre la población de las regiones de Umbría y de Las Marcas y causó nuevos derrumbes, aunque en construcciones ya dañadas, según los medios locales.

Roma, afectada también, cierra las escuelas el lunes

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, anunció la intención de cerrar las escuelas de la capital el lunes para proceder a la verificación de eventuales daños sufridos. Raggi indicó que "todavía hay numerosas llamadas" a los servicios de Policía Local y Bomberos, que siguen comprobando los daños advertidos por vecinos de la ciudad.

"Obviamente los efectos del fuerte terremoto que sucedió esta mañana no han causado en Roma daños graves", dijo la alcaldesa en su página de Facebook.

"La situación está en todo caso bajo control, monitorizada", explicó la alcaldesa frente a la inquietud en la capital, donde el movimiento sísmico se sintió con fuerza al cierre de la Basílica de San Pablo, una de las más importantes de la ciudad, por la aparición de grietas y algunos desprendimientos.

Además, según ha confirmado en su perfil de Twitter el ente que gestiona el transporte público de la capital, Atac, por comprobaciones técnicas tras el terremoto, el servicio en las líneas de metro A, B y B1 de la capital permanece suspendido.

Desde el 26 de octubre, numerosos terremotos y cientos de réplicas se han sucedido en el centro de Italia, zona de gran actividad sísmica, donde en estos momentos cerca de 4.000 personas -según datos oficiales- han sido evacuadas y reciben asistencia por parte de Protección Civil. Este terremoto es el más fuerte que sufre la zona después de el que el pasado mes de agosto otro movimiento sísmico provocara la muerte de 297 personas.